09 marzo 2014

Salva a la niña, sálvate a ti mismo

Alfonso Cuarón y J.J. Abrams. La unión de esos dos nombres ha hecho que una serie de midseason de NBC como "Believe" haya recibido mucha más atención de la que habría tenido si sólo supiéramos de ella que su co-creador es Mark Friedman (el de "The Forgotten") y que gira en torno a una niña con habilidades especiales a la que quieren controlar dos facciones diferentes, y cuya protección se encarga a un preso que escapa del corredor de la muerte. Sin Cuarón de director del piloto, y con ese Oscar por "Gravity" todavía reciente, no habría tanta expectación alrededor de una serie que tiene una premisa sacada directamente de la década de los 80, pero con un look en el primer capítulo más inmediato y un plano secuencia inicial dentro de un coche muy marca de la casa. También son marca de la casa los temas emocionales y espirituales que se tocan en él, y lo son tanto para Cuarón como para Abrams. La extensión de los "poderes" de Bo no está todavía clara, pero lo que sí parece es que tiene la capacidad de "leer" a las personas, conocer sus sentimientos y anhelos y lograr una mejor conexión de unas con otras, y al mismo tiempo con ellos mismos.

Si esto os recuerda a "Touch", no pasa nada, porque la historias de niños especiales en peligro no es que sean lo más original del mundo. Todo depende de cómo se lleven a cabo, y en el caso de "Believe", aún no sabemos cómo ocurrirá eso. El piloto nos presenta a las dos facciones rivales y a Tate, el nuevo protector de la niña, y ya podemos hacernos una idea de que, para él, va a ser más una misión interior que otra cosa. Bo le ayudará a aceptarse y conocerse a sí mismo mejor, a salvarse, como quien dice. No es que esto vaya a ser "Autopista hacia el cielo" (quizás una de las series más ñoñas de la televisión), pero podría degenerar a ese terreno. Está claro que es el lado espiritual lo que más interesa a la serie, al menos en su punto de partida, pero es difícil sostener ese interés sólo con él. Especialmente, porque la cursilería acecha constantemente a la vuelta del siguiente giro de guión.

"Believe" no se estrena en NBC hasta mañana por la noche, cuando habrá un lanzamiento especial detrás de "The Voice", y aunque no lo parezca, es una de las apuestas más claras de la cadena para estos meses de ya casi primavera. Los nombres asociados a ella así lo indican, pero está por ver si los resultados estarán a la altura. El piloto no es demasiado destacable, y tampoco parece haber un gancho especial para mantener la curiosidad de la audiencia. Siempre puede evolucionar hacia algo más notable, por supuesto, pero todo depende de si la audiencia está dispuesta a darle una oportunidad.

Música de la semana: Ayer hablábamos de "Snowpiercer", la última película de Bong Joon-ho, y curiosamente, una de las canciones que se escucha en ella es una de las preferidas de Walter Bishop en "Fringe", "Strange brew", de Cream.
Publicar un comentario