12 mayo 2014

Londres gótico

Uno de los cómics más conocidos de Alan Moore, además de su díptico distópico ochentero de "Watchmen" y "V de Vendetta", es "La liga de los hombres extraordinarios", una historia histórico-fantástica en la que un grupo de valientes, liderado por el aventurero Alan Quatermain y formado por Mina Murray, el hombre invisible, el doctor Jekyll y el capitán Nemo, lucha contra terribles monstruos que intentan desestabilizar el Imperio Británico. Es un irónico pastiche de géneros y personajes literarios del siglo XIX que hasta reproduce la manera en la que estas historias se contaban en la época, y aunque no es una adaptación, la nueva serie de Showtime, "Penny Dreadful", recuerda inevitablemente a ese cómic con su reunión de personajes de novelas decimonónicas, y góticas, que van desde "Drácula" a "Frankenstein", pasando por aquellos caballeros exploradores que protagonizaban las historias de H.G. Wells y H. Rider Haggard a "Los crímenes de la calle Morgue" (que está ambientada en París, pero nos sirve igual) o la leyenda de Jack el Destripador.

El título ya indica que los tiros van a ir por ahí, por un pastiche regado con sangre, sexo y elementos sobrenaturales, que era lo que vendían los magazines semanales que, con ese nombre, se vendía en los quioscos del Londres victoriano, siendo antecesores de la ficción pulp de la primera mitad del siglo XX. John Logan (responsable de los guiones de "Skyfall" y de la próxima película de James Bond) es el creador del título, cuya primera temporada tendrá ocho episodios y, aunque su primer capítulo pueda a ser a veces abigarrado y muy gótico, es una apuesta por el terror más de la vieja escuela que el de "American Horror Story", que es más videoclipero en su presentación. En "Penny Dreadful" se apuesta por las secuencias largas y los silencios (algo que J.A. Bayona, director de los dos primeros capítulos, utilizó en "El orfanato"), por construir poco a poco una sensación de tensión que termina resolviéndose en un susto o en una sorpresa. Su primer episodio es exactamente eso, un primer episodio y no un piloto; se toma su tiempo en presentar la situación de partido y a los personajes principales, y también revela poco a poco quiénes son ellos (especialmente, el doctor).

Es una propuesta curiosa porque se embebe por completo de ese tipo de historias de terror gótico y recargado y el Londres que presenta es el de "Pétalo carmesí, flor blanca", el de los mendigos y las prostitutas, el de los fumaderos de opio y la hipocresía de los caballeros victorianos de buena posición. Tiene, además, dos actores muy metidos en sus papeles como Eva Green ( a la que va hacer de tipa misteriosa con la que no hay que meterse) y Timothy Dalton, y Josh Hartnett no tiene demasiado qué hacer, todavía. El médico apunta maneras, pero es difícil hablar de él sin entrar en territorio resbaladizo por los spoilers. "Penny Dreadful", probablemente, no sea para todo el mundo, pero sí da la sensación de que pueda resultar algo sumamente entretenido y, visualmente, digno de verse. La secuencia que abre el capítulo, con Eva Green arrodillada, rezando delante de un crucifijo, ya es toda una declaración de intenciones estilística.
Publicar un comentario