10 julio 2014

El Emmy viste el naranja


A los Emmy no les gusta la ciencia ficción y, una vez que te caes de los nominados, es muy complicado regresar a ellos. Esas dos características del funcionamiento de los Emmy son las más repetidas después de que se anunciaran las candidaturas a la 66º edición de estos premios, que Carson Daly y Mindy Kaling leyeron este mediodía. Y son las más repetidas para explicar por qué Tatiana Maslany ha vuelto a quedarse fuera de las nominadas a mejor actriz de drama (¿Una serie sobre clones? Para los Emmy, es como si la emitieran en Corea del Sur) y por qué, a pesar de haber tenido una temporada sensacional y que ha hecho mucho ruido en los medios, “The good wife” no ha logrado desbancar a “Downton Abbey” ni a “House of cards” de las nominadas a mejor drama. Probablemente haya sido la gran damnificada de la inclusión de “True detective”.

Curiosamente, este año sí ha habido renovación en las categorías de comedia y parece que todas las predicciones de que “Orange is the new black” puede ser quien destrone a “Modern family” podrían terminar convirtiéndose en realidad. Pero la renovación tampoco ha sido total. Al igual que en drama, los Emmy siguen votando constantemente a las series y los nombres con los que están más familiarizados, y por eso buena parte de las candidaturas podrían estar copiadas de las de 2012, y casi no nos daríamos cuenta (¿Don Cheadle? ¿Todavía?). Sin embargo, hay alguna cosa interesante en las categorías principales, que es lo que vamos a comentar a continuación. Para ver el listado completo, podéis hacerlo en la web oficial de los Emmy.

DRAMA: Como se venía prediciendo desde que HBO decidió enviarla a esta categoría, “True Detective” ha entrado entre las candidatas, convirtiéndose automáticamente en la mayor amenaza de la defensora del título, “Breaking Bad”. Ni “Masters of sex” ni “The americans” han podido quitarle el puesto a “Downton Abbey”, y aquí está también “Juego de tronos”, que ha vuelto a arrasar en nominaciones técnicas (es la que tiene más candidaturas en total, junto con “Fargo”).

ACTORES: Tanto Woody Harrelson como Matthew McConaughey han entrado como protagonistas, así que es muy probable que el premio acabe en manos de uno de los dos. El resto de candidatos son los previsibles, incluido Jeff Daniels. Y en los secundarios, Josh Charles da aquí una de sus pocas alegrías a “The good wife”, del mismo modo que Jon Voight representa a “Ray Donovan”. Voight es la principal novedad de una categoría en la que Jim Carter parece ya congelado en carbonita.

ACTRICES: Maslany no ha podido colarse, pero al menos sí lo ha hecho Lizzy Caplan (“Masters of Sex”), que aporta el soplo de aire fresco en medio de las mismas candidatas que el año pasado. Y lo mismo ocurre en secundarias, con Lena Headey recibiendo el reconocimiento que merecía desde el principio de “Juego de tronos” en medio de las “sospechosas habituales”. Si hasta repite Maggie Smith. Eso sí, que Christine Baranski también figure aquí hace pensar que, tal vez, “The good wife” se ha quedado a las puertas de volver a la categoría grande.

COMEDIA: Al final, la renovación que apenas se ha visto en drama ha alcanzado por fin a esta categoría, con dos novatas como “Orange is the new black” y “Silicon Valley” entrando en la terna final. “Modern family” y “The Big Bang Theory” siguen ahí, sí, y que haya entrado “Louie” significa que, quizás, le ha quitado el sitio a “Girls”.

ACTORES: La estrategia de “Shameless” de mudarse de categoría ha salido bien al menos en esta categoría, porque William H. Macy se ha colado entre los actores principales. ¿Podrá él arrebatarle el premio a Jim Parsons? Donde sí ha habido cambio de escenario ha sido en secundarios, que bien puede ser una de las categorías más estimulantes de esta edición. Andre Braugher (que los Emmy adoran), Adam Driver y Fred Armisen se meten todos en las nominaciones.

ACTRICES: La candidatura más segura para “OITNB”, la de Taylor Schilling, se ha materializado, siendo la única novedad en unas nominaciones en las que Lena Dunham no ha desaparecido. Y donde ha entrado aún más sangre fresca, relativamente, es en las secundarias, con Kate Mulgrew, Allison Janney (por “Mom”, y ésta es otra adorada por los Emmy) y Kate McKinnon (tal vez la actriz más querida ahora mismo de “Saturday Night Live”)  dejando fuera a Merritt Weaver, la ganadora del año pasado. Así que veremos a alguien diferente subir a por la estatuilla, y probablemente ese alguien tampoco será Julie Bowen, única representante de “Modern Family”.

En el resto de categorías, Janney tiene otra nominación como invitada de drama por rompernos el corazón en “Masters of Sex”, y ojo que Dylan Baker podría mantener el racha de victorias de “The good wife” en estas categorías, tras la de Carrie Preston el año pasado. Y la candidatura de “OITNB” a ganar mejor comedia se refuerza con las nominaciones como invitadas de Uzo Aduba, Laverne Coz y Natasha Lyonne. En el apartado de miniseries y tv movies, “Fargo” es la gran favorita, con la debutante Allison Tolman candidata a mejor secundaria, pero la gran noticia es que “Treme” ha tenido que presentarse como miniserie para conseguir, finalmente, una nominación (su cuarta temporada sólo fueron cinco episodios). Y sólo como curiosidad, entre los nominados a mejor sintonía están “Black sails”, “Cosmos” y “Sleepy Hollow”, y “Sons of Anarchy” tiene una candidatura, un poco bizarra, a mejor canción original.
Publicar un comentario en la entrada