27 julio 2014

Sorpresas te dan las series

Uno de los pequeños placeres, como quien dice, de esta afición por las series es encontrar de repente una que resulta ser mejor de lo que parecía en un principio, una pequeña revelación en medio de los títulos que llegan con gran hype desde meses antes del estreno, o a los que todo el mundo va a dar una oportunidad sólo porque se emiten en HBO. Hace unas semanas, The AV Club publicaba una lista con las mejores estrenadas en 2014, hasta ahora, series que debían haber emitido la temporada completa (o casi) para poder entrar en dicha lista. En ella estaban los sospechosos habituales, de "True Detective" a "Fargo" o "Broad City", pero también había opciones muy curiosas, como "Playing house", "Vicious" (que en su primera emisión en el Reino Unido recibió unas críticas atroces) y, aún más curiosamente, "The 100", un título de ciencia ficción, protagonizado por adolescentes, de The CW.

Es muy interesante darse cuenta de que, mientras Syfy estaba todavía en los últimos coletazos de su fase "USA con tintes fantásticos", esta cadena ha terminado convertida en el reducto en abierto de la ciencia ficción, orientada el público joven, y todavía es más curioso que algunos de sus títulos funcionen mejor que otros teóricamente más "serios" (y no hay más que echar un vistazo a "Under the dome" en CBS). "The 100" sigue a un centenar de jóvenes enviados a la Tierra casi un siglo después de que un holocausto nuclear obligara a los supervivientes a exiliarse a una estación espacial, pues las condiciones de vida en la superficie se hicieron imposibles. Esos jóvenes están encarcelados por delitos de lo más diverso, y la idea es que ellos transmitan si el planeta es de nuevo habitable, porque los sistemas de soporte vital de la estación ya están muy por encima de su fecha de caducidad.

Con esta premisa, viendo el piloto y su aire a lo "El señor de las moscas", comprobando la cadena en la que está y que buena parte del reparto son jovenzuelos de buen ver, no es extraño que muchos espectadores la descartaran pensando que no iba a aportar nada interesante. Pero lo interesante de esto es que sí lo hace. Su responsable, Jason Rothenberg, un guionista todavía muy desconocido, se acuerda de incluir triángulos románticos y chicos sin camiseta, pero también se atreve a seguir algunas de las ideas introducidas hasta sus últimas consecuencias, incluyendo una subtrama sobre la posibilidad de matar a una parte escogida de la población de la estación para que el resto pueda tener oxígeno durante dos meses más. Hay algunas cosas muy poco CW (en el sentido de la idea pre-concebida que se tiene del canal), como una protagonista femenina en general bastante coherente y no definida por su relación con un chico (aunque no se libra de ella, claro), y cuyo principal dilema es decidir si quiere ser la líder de los 100, y qué implica serlo.

Repartiendo la atención entre las dificultades que los chicos encuentran en la Tierra, y las tensiones por el poder entre los adultos de la estación, "The 100" termina debiendo mucho más a "Battlestar Galactica" y escondiendo algo bastante más oscuro bajo un envoltorio de verdes bosques, adolescentes guapos aventuras buscando refugios anti-radiación. Esa voluntad de tomarse en serio su premisa es lo que la ha convertido en una de las revelaciones del año, una que, tal vez, no habría podido ser posible en otra cadena. A veces, emitirse en The CW puede ser una bendición y una maldición.

Música de la semana: Este fin de semana ha estado marcado por la celebración de la Comic-Con de San Diego, y qué mejor de cerrarlo que con "These aren't the droids", una canción humorística y paródica que Neko Case y Kelly Hogan han escrito para "2776", un disco cómico sobre el pasado, el presente y el futuro de Estados Unidos. Este tema en concreto, con participación especial en el vídeo de Ellie Kemper, se ríe un poco de eso de que lo geek es ahora mainstream.
Publicar un comentario