21 julio 2014

La convención de San Diego

Con cada año que pasa, Comic-Con confirma que, más que las películas, son las series las que atraen a más gente. No es que los paneles que anuncian los próximos proyectos de Marvel y DC no interesen al público (seguro que el de “Avengers: Age of Ultron” es de los más populares del evento), pero todos los veranos se repite la misma cantinela de cadenas llevando a todas las series que encajan en Comic-Con (incluso aunque sea muy tangencialmente, tipo “Glee”) y, por el otro lado, estudios de Hollywood dejando algunos de sus grandes títulos en casa. El año pasado, por ejemplo, Warner prefirió guardarse la segunda parte de “El hobbit”, y la tercera compartirá panel la semana que viene con “Jupiter ascending” y otros títulos, en lugar de tener un evento para ella sola.

En el lado televisivo, sin embargo, todos los pilotos de género pasarán por San Diego, y los pases de algunos de ellos servirán para dar el chupinazo a la convención el miércoles por la noche. Ya hemos señalado otras veces que, en el aspecto de la fidelización de los fans y de crear una comunidad de seguidores que vuelve a ellas año tras año, las series se parecen bastante a los cómics. Los fans de “The vampire diaries” pueden ser mucho más numerosos y más ruidosos en ese evento que los de la película de “Los Vengadores”. Las estrellas televisivas han ido ganando presencia y relevancia en Comic-Con en los últimos años, hasta el punto de que, para Warner/DC, “Arrow” puede resultar tan importante allí como un adelanto de la próxima “Batman v Superman: Dawn of justice”.

Para que os hagáis una idea no sólo de la cantidad, sino de la enorme variedad de series y programas de televisión que van a la convención, sólo el jueves 24 habrá paneles de “24: Live another day”, “Under the dome”,  la nueva “Dig”, “Scorpion”, “Legends”, “Reign” (sí, habéis leído bien), “The last ship”, “Community”, “Outlander”, “Teen Wolf”, “Hannibal”,  “Witches of East End”, “Penny Dreaful” y “Children’s Hospital”. A esto hay que añadir que Hall H, la sala más grande de la convención, dedicada habitualmente a las grandes películas, lleva un par de años albergando paneles televisivos, con “The Walking Dead” y “Juego de tronos” a la cabeza. Warner, que es de los estudios más activos en San Diego, va a dedicar una presentación entera a “The Flash”, “Constantine”, “Gotham” y la nueva temporada de “Arrow”, y el domingo seguirá siendo el día más dominado por la tele, porque los estudios de Hollywood ya se marcharon de la ciudad el sábado por la noche.

Incluso sin ir a San Diego, siguiéndolo desde casa a través de Internet, los cuatro días de Comic-Con están llenos de cosas interesante, divertidas y curiosas. Allí, el gran público podrá ver por primera vez si el hype alrededor de “Gotham”, por ejemplo, está justificado, y Marvel podrá enseñar por fin algo de “Agent Carter”, previsiblemente. Los periodistas estadounidenses solían quejarse de que, como la gira veraniega de la TCA tiene lugar más o menos por las mismas fechas, Comic-Con les “robaba” bastantes historias o exclusivas, o que para cuando guionistas y actores llegaban a ellos, ya estaban cansados de repetir las mismas cosas. Para el aficionado a las series, Comic-Con es uno de los grandes momentos del verano, el mayor hasta que se entregan los Emmy, y una manera de ir preparándose para la próxima temporada.
Publicar un comentario