25 septiembre 2006

De cómo una serie consigue un culto


Una serie de culto tiene casi garantizada la "vida eterna" a través de sus fans. Si suele decirse que uno no muere realmente hasta que alguien deja de recordarte, una serie no se pierde en el limbo hasta que el último de sus seguidores deja de verla y de hablar de ella. Así es como "Star Trek", que conoció un efímero paso por televisión en su estreno en los 60, celebra ahora su 40º aniversario con un culto que goza de buena salud, incluso a pesar de que su última encarnación, "Enterprise", durara poco en el canal SciFi.
Dado que la semana que viene se estrenan las nuevas temporadas de series que podemos calificar sin ningún rubor de culto, y algunas, además, muy exitosas, en las revistas estadounidenses aparecen sendos reportajes sobre dos que representan dos caras de la misma moneda. Time analiza cómo "Perdidos", que podría haber sido una serie de culto con lo que eso implica (un grupo minoritario, pero fiel y ruidoso, de seguidores, buena acogida entre la crítica y escaso reconocimiento fuera de los circuitos de los "enterados"), se convirtió, además, en un fenómeno global que deja a "Expediente X" como un experimento de mediados de los 90, cuando Internet todavía no había liberado todo su poder.
Precisamente, la red, y el sabio empleo que los responsables creativos de la serie han hecho de ella, está detrás de ese salto hacia el culto masivo. De alguna manera, ha conseguido generar una base de hooligans de la serie y, a la vez, fidelizar a los fans que no llegan al nivel de verse todos los capítulos a cámara lenta para no perderse ninguna pista encubierta.
La otra serie que, ésta sí, es de culto con todas las de la ley (y por su audiencia minoritaria) es "Galáctica". Sin embargo, y como apunta Entertainment Weekly en este reportaje, puede encontrarse a punto de dar el salto hacia ese culto masivo, si bien no de las proporciones de "Perdidos", que los canales por cable no consiguen audiencias de 20 millones de espectadores para un sólo programa. La expectación que se ha ido creando en Internet (dónde si no) ante una tercera temporada que se antoja crucial, con unos webisodios que casi han llegado a los dos millones de descargas y diversas estrategias para atraer a nuevos espectadores, parece indicar que la serie puede estar a punto de entrar en las grandes ligas. Además, el canal apuesta fuerte por ella estrenando la nueva temporada en octubre, como las series importantes de las cadenas generalistas, y convirtiéndola en el plato fuerte del SciFi Friday que tan buen resultado dio el año pasado; ya no están las dos series de "Stargate" por delante, sino otro título de culto, "Doctor Who".
Tanto "Perdidos" como "Galáctica" parecen apostar por unas terceras temporadas más complejas, para paliar el bajón que suelen sufrir muchas series en ese tercer año: los primeros se centrarán en los Otros y en los experimentos de Dharma en la isla, además de su conexión con el mundo real, mientras los últimos se van a lanzar de lleno a unas tramas que incluyen terroristas suicidas, represión política y de libertades y, para "desengrasar", algunas posibles infidelidades matrimoniales. Como diría Starbuck, holy frak!.
Publicar un comentario