29 septiembre 2006

La inflación del Buffyverso

¿Quién le iba a decir a Joss Whedon que aquel guión suyo que se convirtió en una olvidable película en 1992 terminaría siendo una de las series más influyentes en el mundillo televisivo de Hollywood? Porque lo que era una "singularidad" en el canal WB en 1997, ha terminado siendo un verdadero Big Bang, con una influencia tal vez poco conocida (y reconocida) en muchos de los responsables de la segunda edad dorada de la televisión estadounidense.
La última en reconocerlo es, sorpresa, Shonda Rhimes, la creadora de "Anatomía de Grey", que confiesa en este reportaje en The New York Times que, después de una temporada dedicada a escribir guiones de cine, se dio cuenta de que el verdadero desarrollo de personajes se daba en la tele, y cita "Buffy, la cazavampiros" como su serie preferida, hasta el punto de que no ha superado su fin.
No es la única, claro. J.J. Abrams y Damon Lindelof ya dejaron claro en su momento que el modelo que seguían para desarrollar "Perdidos" era el cuidado que se tenía en "Buffy" por los personajes, y los críticos aseguran que fue una serie decisiva para que empezaran a surgir programas protagonizados por mujeres fuertes y decididas, con sus contradicciones y sus fallos también ("Alias", por ejemplo). Aunque la serie que más debe a los chicos de Sunnydale es, por supuesto, "Verónica Mars", que mantiene los diálogos ingeniosos (sólo superados por "Las chicas Gilmore", diría yo) y cambia los vampiros y los monstruos por los casos que investigan Verónica y su padre. El legado de la Cazadora es tal, que incluso The New York Times le dedicó un editorial el día de la emisión de su último capítulo.
Ha influenciado a la resurrección de "Doctor Who" tras más de 15 años fuera de las televisiones británicas, con una ayudante muy buffyesca, si se me permite el palabro, y series como "Roswell", "Smallville" o "Galáctica" serían muy diferentes si la serie no hubiera existido, sobre todo en cuanto a la importancia de los papeles femeninos y que sus protagonistas se vean enfrentados a las responsabilidades que conlleva el poder (tema central del "Spider-Man" de Sam Raimi, por cierto). No es raro que Whedon hiciera mucho hincapié en ese tema, habiendo reconocido que la Patrulla X, y entre ellos Kitty Pryde, fue una de sus principales influencias a la hora de escribir la serie. Bueno, y "Expediente X" también.
Ahora, Whedon se encuentra inmerso en esa adaptación al cine de "Wonder Woman" que nunca termina de llegar. Él está escribiendo el guión, y el pasatiempo favorito en Hollywood es intentar averiguar quién será la protagonista. Si fuera por los rumores todas las actrices morenas de Hollywood tendrían posibilidades, aunque hay quien apunta que quizás Charisma Carpenter juegue con ventaja.
Y en cuanto a la herdera más directa de Buffy, Backup tiene jugosa información sobre la tercera temporada de "Verónica Mars", traída desde un suertudo de TVSquad que ha visto, en primicia, los dos primeros episodios. Parece que a todas las referencias de la cultura pop de la serie habrá que añadir que Verónica trabaje en la biblioteca de la universidad (¿andará Giles por ahí?) y ciertas referencias al taco preferido en Caprica y el resto de las once colonias.

4 comentarios:

Ehiztari dijo...

Tengo debilidad por Buffy, una serie mucho mejor que lo que su apariencia promete. Desgraciadamente, en España creo que ha sido casi sólo vista por los quinceañeros que supuestamente son su público. Una pena que como dices, sea tan poco conocida y sobre todo, "reconocida", cuando su aportación a la historia de las series de TV está de fuera de discusión.
¿Será ese desconocimiento -no sólo de Buffy, sino de lo que supone de coherencia, innovación, desarrollo del arco argumental y profundización psicológica- lo que impide que en España se hagan series con un poco más de enjundia que las consabidas comedias de situación?

MacGuffin dijo...

Probablemente lleves algo de razón, pero yo te aseguro que gracias a las repeticiones en bucle de Canal+ y de Cuatro, diría que quienes han visto Buffy son veinteañeros en su mayoría, veinteañeros algo nostálgicos de su época adolescente, quizás.

Ehiztari dijo...

No lo tengo yo tan claro. Si lo que quieres decir es que, de tanto repetirla, los que la conocen ahora pasan ya de la veintena, sí.
Pero la mayoría se toparon con ella cuando eran jovencillos. Y aún siguen sumándose al grueso de la tropa más gente con acné, porque para algo la programan siempre en vacaciones y en horarios matinales o de sopor siestero. Lleva camino de ser el Verano azul de esta década y eso, desde mi humilde punto de vista, es que ya se la ha adjudicado la etiqueta de "entretenimiento insustancial para todos los públicos", puro relleno de cualquier hueco sin que merezca que nadie se lo tome en serio.

Loco Por La Tele dijo...

Lo de que la etiquetaron como "entretenimiento insustancial para todos los públicos" es muy cierto.
Recuerdo que me hacía mucha gracia, cuando pasaron la cuarta y quinta temporadas por Canal +, ver el cartelito de "apta para todos los públicos" e inmediatamente después alguna escena de cama.

A ver si con tanto creador de series "serias" confesando las influencias de Buffy en su trabajo se le reconoce un poco más su mérito.