19 junio 2007

Caníbales

Las series cuyo protagonista central es el eje sobre el que se mueve todo y, por tanto, es un protagonista fuerte y con mucho tirón de cara al público, tienen en él un arma de doble filo: Es, casi siempre, la principal razón de la audiencia para ver la serie pero, a la vez, se corre el riesgo de que se convierta en más grande que la propia serie, que la supere y que la termine "canibalizando". Es, por ejemplo, una peculiar teoría que leí, no recuerdo dónde (aquí, concretamente), sobre la cancelación de "Verónica Mars". Desde el principio, ella era el alma y el motor de la serie, y ésta la premió con una sutil evolución hacia mayor independencia y madurez en los últimos capítulos. Todo esto, sin dejar de lado las características que nos gustan de ella, como sus rápidas e ingeniosas réplicas, su tozudez y esas sobradas que se marca de vez en cuando que no tienen nada que envidiar a las del doctor House (algunas podéis verlas aquí). El resultado es que Verónica está tan bien dibujada y construida, que termina siendo mucho mayor que la serie y puede dar la sensación de que ningún misterio, ninguna trama y ningún personaje está a su altura, y ese hándicap es difícilmente salvable.
Lo que nos lleva a Gregory House. Aquí es mucho más evidente que toda la serie descansa sobre los hombros de este personaje cínico, divertido, egoísta y atractivo. En "House", el riesgo de "canibalismo" es mucho mayor. Conscientes de ello, en estos capítulos finales de la tercera temporada nos están mostrando más directamente cómo afecta el trabajo diario con House a sus colegas: Foreman se comporta como él al diagnosticar y tratar a los pacientes, lo que le aterroriza; Chase se comporta como él con Cameron, y ésta sigue un camino paralelo al de House que se ha hecho más evidente varias veces a lo largo de esta temporada. Los guionistas intentan contrarrestar la fuerza del doctor con antagonistas más poderosos que él (Vogler y Tritter) o potenciando a Cuddy, que es el mejor contrapunto, pero el peligro sigue ahí, planeando sigiloso sobre la serie.
Por supuesto, toda la fuerza y el carisma que estos personajes tienen sobre el papel se diluirían en las manos de los actores incorrectos, pero la gran suerte para Verónica y Gregory fue que sus personalidades se encarnaran en Kristen Bell y Hugh Laurie. Lo curioso es que ambos actores llegaron a estos papeles siendo unas incógnitas y, por diversos factores, no se podía saber, a priori, si serían capaces no sólo de dotar a sus personajes de humanidad y profundidad, sino de soportar, a la vez, el peso del show sobre sus hombros. Es una suerte y una maldición, pero eso lo hace mucho más divertido.

13 comentarios:

Adri dijo...

Eres todo razón :P

Sin duda lo que ha pasado con la tercera temprorada de Verónica Mars tiene que ver mucho con todo ésto. La estrategia que impuso la cadena a Rob Thomas de varios misterios en la temproada sin tener uno global fue un error, en mi opinion. Esto ha hecho que la mayoría de los misterios que duraban unos cuantos episodios nos dieran bastante igual porque no estaban a la altura de Verónica y yo me veía difrutando de cada capítulo por ella, por su personaje y más por las tramas episódicas que por los arcos argumentales..

en cuanto a House, creo que no he visto ninguna serie en la que todo el peso caiga sobre el protagonista como ésta. suscribo lo que dices, proque estaba escribiendo y me he dado cuenta que decía lo que tú pero con otras palabras xD

Dexter es otro ejemplo de ésto. Me encantó la primera temporada pero hay que reconocer que más allá de Dexter, su obsesión con la sangre y con el Ice Truck Killer, deja mucho que desear. Los personajes secundarios se me antojan superficiales. supongo que en la segunda tomarán más importancia.

Luego tenemos el ejemplo contrario, cuando los secundarios se comen al protagonista, claro ejemplo en How I met Your Mother, donde Barney, Lilly y Marshal se comen a Ted con patatas y ketchup :P Robin menos (aunque eso quizas tenga que ver con que a mi el personaje, salvo algunos momentos, no me acaba de convencer).

weno, lo dejo ya que me he pasao xD (y gracias por la referencia ;)

MacGuffin dijo...

Cierto, Dexter también lleva camino de ser otro "caníbal". Y el vídeo era muy bueno para dejarlo pasar, Adri :-)

ALX dijo...

Aún no estoy preparado para hablar de Vero en pasado...

Por lo demás tienes toooooda la razón. M(iss)r MacGuffin, me encantan todos y cada uno de tus post, no se como lo haces (ya paro de hacerte la pelota ;-P )

En cuanto a Vero, era tan grande su personaje que los secundarios aparecían y desaparecían como si tal cosa y la serie no se resentía para nada.

En cuanto a House le quitas a todos los secundarios y la serie no cambia ni un ápice.

MacGuffin dijo...

Bueno, un poco de peloteo nunca viene mal, Alx ;-)

Deckard dijo...

En House nunca han dejado que se les pudrieran los coprotagonistas como en VM. Siempre he visto a VM como la heredera espiritual de Buffy, pero ¿cuánto hubiese durado Buffy sin Xander, Willow, Angel, Spike...?

PD: puede que la teoría la leyeras en mi blog :).

MacGuffin dijo...

Pues es posible, Deckard, muy posible. Recuerdo que la leí y me pareció muy curiosa, pero como me he dado un atracón brutal de posts sobre el final de VM, luego no podía acordarme de dónde había leído cada cosa.

gerardo dijo...

Bueno... Vale lo del canibalismo de House, pero Cameron ha sido mucha Cameron en algunos capítulos y Foreman sigue siendo mucho Foreman; y Wilson, vamos, imprescindible en todos los capítulos.
Mucha gente dice que cambiando de hospital y compañeros "House" sería lo mismo, pero... No sé.

P.D.: últimamente House me aburre "un pelín". A ver que se han guardado para la finale (sí, House es lo único que veo a ritmo español..., xD).

MacGuffin dijo...

A mi me está pasando un poco igual con House, Gerardo, y lo que echo de menos es a la Cameron borde del principio de temporada. ¿Y qué pasa con Cuddy? La utilizan mucho en tres episodios y luego está desaparecida...

Deckard dijo...

No creo que Dexter sea tan caníbal. A mí me gustaron e interesaron mucho los secundarios y sus relaciones con él. Sin Rita, su hermana o su padre no creo que la serie hubiese sida tan buena.

Dr. Strangelove dijo...

Para bien diría que los guionistas, sobre todo en House, logran salir adelante con talento a pesar del autoconsciente canibalismo que tan bien defines.

Saludos

Clark Kent dijo...

Me ha encantado el post, como la mayoría. Me interesa mucho este comentario, el de cuando los secundarios se comen al prota... Sería un post interesante, no sé si habrá muchos casos.
Respecto a House, el personaje es grandísimo (en todos los sentidos) pero sí que puede quemarse la serie si no le inyectan algo nuevo, ¿no?

MacGuffin dijo...

El de los secundarios roba-series lo tengo en mente hace tiempo...

gerardo dijo...

Totalmente de acuerdo con lo de echar de menos a la Cameron borde