24 junio 2007

Puerta a las estrellas

No es que yo sea una gran fan de la ciencia ficción que, teniendo como base "Star Trek", se dedica a contar los viajes interestelares de un grupo variopinto de razas, con profusión de efectos especiales (algunos un poco cutres) y un maquillaje sonrojante, la mayoría de las veces. Sin embargo, si pillo alguna serie de ese estilo por la tele, lo más probable es que me quede a verla. Así he visto unos cuantos capítulos de "Stargate SG-1", la serie de ciencia ficción más longeva de la televisión estadounidense, que finalizó el viernes pasado después de 10 temporadas, repartidas entre Showtime y Sci Fi. La serie, que nació al calor de la película "Stargate", con James Spader y Kurt Russell, sigue a un equipo de científicos y militares en sus peripecias a través de la puerta, un artefacto encontrado en unas excavaciones en Egipto que funciona colocando los símbolos del arco en el orden correcto.
Es ciencia ficción escapista y entretenida, claro, pero hecha asumiendo perfectamente eso y con todas las consecuencias (en la votación que hizo Microsiervos de las series más geek, ocupó el número 9). Tenía los dos líderes carismáticos, el militar y el científico, tenía la consabida historia de atracción y amor entre dos de los miembros del equipo y contaba, también, con un extraterrestre. Lo tenía todo, vamos, y aparte de esas 10 temporadas, "dio a luz" un spin off que confieso que no he llegado a ver, "Stargate: Atlantis", y lo más probable es que haya una tercera serie y dos películas directas a DVD sobre el mundo de las Puertas Estelares.
El fin de "Stargate SG-1", en realidad, es sobre todo una llamada de atención para Sci Fi. El año que viene terminará también la serie que le ha dado prestigio al canal, y ha impulsado su producción propia, "Galáctica", y la nueva encarnación de "Doctor Who" (que ese canal emite en EE.UU.) ya ha finalizado en el Reino Unido. Los realities fantásticos, como "Ghost hunters", y la recuperación de series terminadas, como "Tru Calling" o "Star Trek: Enterprise", no son suficientes para que Sci Fi pueda sacar pecho en el competitivo mundo de los canales por cable yanquis. Entre sus series nuevas no hay ninguna que pueda sustituir a "Stargate" o "Galáctica" como nave nodriza del canal, y "Eureka" no es suficiente. La temporada que viene va a ser interesante en Sci Fi.
Publicar un comentario