07 junio 2007

Dos películas y unas nueces

Hace tiempo que no comento nada de las últimas películas que he visto, y no porque fueran malas, ya que son dos títulos muy recomendables. Una es "La vida de los otros", la cinta alemana que se llevó, merecidamente, el Oscar a la mejor película extranjera que todos deseábamos que ganara "El laberinto del fauno". Cuenta el seguimiento de la policía política de la antigua RDA, la Stasi, a un famoso dramaturgo y su novia actriz, que son, a priori, las personas menos sospechosas de ser contrarios al régimen. Su espionaje (absolutamente demencial por lo totalitario) lo lleva a cabo un gris agente que, sin embargo, va dejando de ser gris y va implicándose emocionalmente conforme pasa más horas escuchando sus conversaciones. El actor que da vida a este agente, Ulrich Mühe, es lo mejor de toda la película. Con gran economía de gestos es capaz de hacernos ver la sutil evolución de su personaje, que va ocurriendo paralelamente a la toma de conciencia del dramaturgo afecto al régimen, al menos en apariencia. Todo, además, termina siendo una emocionante vista a la historia reciente no ya de Alemania, sino de toda Europa.

La otra película también cuenta una historia del pasado reciente, en este caso de EE.UU., si bien aquí se opta por la reconstrucción seca de los hechos. Quien vaya a ver "Zodiac" esperando que David Fincher vuelva a "Seven", se va a llevar una gran decepción. Ésta debe mucho más a "Todos los hombres del presidente" y su esfuerzo por contar los hechos sin fuegos de artificio. Se nos presentan fechas, datos, se va siguiendo la investigación desde el primer asesinato reclamado por Zodiac hasta que uno de los protagonistas, Robert Graysmith, se encuentra cara a cara con el hombre que él cree que es el asesino, casi 20 años después. A mí me resultó apasionante (igual es deformación profesional), poblada por unos personajes que, en su afán por atrapar a Zodiac, quedan, de algún modo, atrapados también por su sombra. En algunos casos, hasta podríamos decir que son otras víctimas del asesino.

¿Y las nueces? Pues preguntad a los ejecutivos de la CBS por las casi 10 toneladas de nueces que los fans de "Jericho" les han enviado para protestar por la cancelación de la serie. Esta labor de zapa ha terminando dando sus frutos y, finalmente, la serie regresará a partir del próximo enero con siete episodios. Si consigue una buena audiencia entonces, habrá "Jericho" para rato. ¿Quién dijo que los fans no tenían poder?

Publicar un comentario