26 junio 2007

El forense Kurosawa

La sombra que "Rashomon", de Akira Kurosawa, arroja sobre las historias policíacas actuales es muy larga. No es la primera vez que "CSI" utiliza el estilo narrativo de esa película, en el que se cuenta un crimen a través del punto de vista de cada uno de los personajes, pero el capítulo de ayer en Telecinco, "Rashomama", tuvo unos cuantos detalles que lo convirtieron en muy disfrutable (incluso un par de ellos que, como son un spoiler del final de temporada, comentaremos más abajo), y que no hacen más que recordar por qué la serie original es la mejor de toda la franquicia de los forenses. En su sexta temporada, sus guionistas siempre están buscando la manera de incluir algunas notas frescas en la serie, la mayoría de las veces a través de ese sentido del humor irónico y un poquito retorcido que se muestra en algunos diálogos o en la manera en la que aparecen los cadáveres.
En ese esfuerzo por salirse de la monotonía se encuadra el episodio, en el que los diferentes puntos de vista de los criminalistas se muestran usando como excusa una investigación de asuntos internos, ya que les roban el coche con todas las pruebas del escenario del crimen. Dichos puntos de vista, además, se marcan usando la cámara subjetiva y la voz en off, que nos enseñan cómo ha visto cada uno la escena (que, se me ha olvidado decirlo, es una boda). Las flores cercanas al altar son el ejemplo de esas diferentes visiones: Nick, que es un romántico, las encuentra preciosas; Sarah, más cínica, ve que son de plástico, y Grissom se fija en los insectos en ellas, lógicamente.
Pero el mejor es Greg, cuyo testimonio parece sacado de una película noir, rodado en blanco y negro con las únicas notas de color de la sangre y los labios de las damas de honor, algo muy "Sin City". Por supuesto, él adopta el papel detective privado y las dos damas de honor, el de mujeres fatales (una de ellas, además, era Amanda Seyfried, o lo que es lo mismo, Lilly Kane). Todo el capítulo, muy bien construido, no pierde ese ligero tono de "no nos tomamos demasiado en serio", desde la música de los flashbacks de Nick y Sarah (la banda sonora de "American Beauty") a la conversación que ellos dos y Greg mantienen en el restaurante, al principio del capítulo, y que nos va a servir para hablar de esos pequeños detalles que adelantan el spoiler del final.

ATENCIÓN SPOILER: Por razones que no vienen al caso, tengo cierta idea de algo que ocurre, finalmente, entre Grissom y Sarah en el final de esta sexta temporada. O, por lo menos, es en ese momento cuando los espectadores lo descubrimos (no así sus compañeros). Lo curioso es que, en este "Rashomama", hay ciertos detalles que nos van encaminando a esa revelación, y están relacionados con esa charla en el restaurante, en el que Nick, Greg y Sarah expresan su opinión sobre las bodas. La de Sarah, más descreída, vuelve a escucharse cuando están en el laboratorio, escribiendo sus versiones para Asuntos Internos con Grissom sentado a la mesa. Sarah dice algo así como "no soy anti-bodas, soy anti-estupideces", y nos muestran una mirada fugaz de Grissom y una sonrisa, también breve, de Sarah. Al final, cuando el sheriff (que también sale en "Medium") va a buscarlos con la gente de Asuntos Internos, los únicos sentados a la mesa, y a los que vemos juntos, es a Grissom y Sarah. FIN SPOILER

Si queréis más, la CBS publicó esta foto con pistas ocultas sobre el final de la sexta temporada. A ver qué averiguáis.
Publicar un comentario