09 junio 2007

Las voces de mi cabeza

A veces, la voz en off puede resultar muy molesta, en especial si se dedica a repetir cosas que las imágenes ya han contado y han dejado perfectamente claras. Su utilización resulta más efectiva cuando lo que cuenta está, de algún modo, desconectado de lo que estamos viendo, creando un efecto irónico que puede ser mucho más revelador. Es un recurso muy viejo y muy utilizado y, en el cine y la tele, suele corresponder a los pensamientos del protagonista, que va guiándonos a través de lo que vemos. Es, además, un clásico del cine negro de los 40.
Hay muchas series últimamente que usan ese recurso. "Mujeres desesperadas", por ejemplo, que se vale del mismo truco que Billy Wilder y Sam Mendes utilizaron en "El crepúsculo de los dioses" y "American Beauty", y que es tener como narrador a un muerto, Mary Alice Young (Mendes volvió a usarlo en "Camino a la perdición", aunque de forma diferente, más parecida a los letreros que abren y cierran "Sin perdón"). Este narrador, además, es omnisciente; lo sabe todo, conoce a los personajes mejor que ellos mismos y, excepto en la primera temporada, que lidiaba directamente con el misterio tras el suicidio de Mary Alice, lo cuenta todo en tercera persona.
En la tele, el narrador en off siempre suele ser uno de los protagonistas. Es una manera de entrar en su cabeza y comprenderlo mejor. Es muy común que vaya recordando algo que pasó hace tiempo, como ese Kevin adulto recordando su infancia en "Aquellos maravillosos años" (con aquella frase mítica: "Y entonces sucedió"), sobre el que está construido el Ted del futuro de "Cómo conocí a vuestra madre". También puede ocurrir que su voz nos vaya dando notas al pie, puntualizaciones sobre lo que estamos viendo. Mary Alice entra más en ese tipo, igual que la voz en off de "Verónica Mars". O podemos tener, directamente, un narrador incorpóreo, alguien que nos cuenta y nos explica lo que pasa, pero que nunca aparece en pantalla ni interactúa con los demás personajes. Ahí podríamos encuadrar, por lo que se ha visto hasta ahora, "Gossip girl", que está narrada por esa bloguera anónima que conoce todos los secretos de los niños ricos del Upper East Side de Nueva York, si bien parece que sus comentarios sí crean problemas a los demás personajes.
Y, ya que estábamos hablando de "Aquellos maravillosos años", esa serie tenía como sintonía una estupenda versión de Joe Cocker de "With a little help from my friends", una canción del álbum "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band", el disco de The Beatles que acaba de cumplir 40 años. Aquí hay otra canción de ese disco, como felicitación de cumpleaños.
Publicar un comentario