14 junio 2007

El truco de la gabardina

Allá por la mitad de la primera temporada de "Expediente X", Gillian Anderson se quedó embarazada. Era un serio contratiempo, pues Dana Scully no tenía pareja y todavía era muy pronto para insinuar que su relación con Fox Mulder podía ir más allá del despacho en el sótano del edificio J. Edgar Hoover, así que los guionistas no podían incorporar el embarazo a la historia, como se ha hecho otras veces (que me corrijan los fans de "Alias" si me equivoco, pero se hizo con el de Jennifer Garner, ¿no?). La otra opción era ocultarlo todo lo que pudieran. Así que Scully empezó a llevar unas amplias gabardinas tipo Colombo que ocultaban su bombo, y todos sus planos eran a partir del escote. Además, para justificar la baja maternal de Anderson, Mulder y Scully fueron separados al final de la primera temporada (ella se va a Quantico a dar clase a los estudiantes) y, al principio de la segunda, Scully es raptada por Duane Barry, que cree que los extraterrestres van a por él y la entrega a ella en su lugar. Una abducción no es una mala excusa para estar fuera de la serie durante tres episodios, ¿eh?
Esta táctica de la gabardina me ha venido a la mente muy a menudo en estos últimos capítulos de "Mujeres desesperadas", en los que Marcia Cross estaba embarazadísima de gemelos. Para ocultarlo lo mejor posible, Bree casi siempre está encuadrada en un plano medio bastante corto y, además de llevar una gabardina totalmente Scully, siempre hay muebles y otros elementos interponiéndose estratégicamente entre la cámara y ella. Marcia Cross, además, tuvo que pasar en reposo los últimos meses del embarazo, así que los guionistas decidieron jugar un poco con los códigos del culebrón y se sacaron de la manga una escalera de mano saboteada, una caída (con la consiguiente pierna rota) y un intento de asesinato a cargo de Gloria, la madre de Orson, una mala de melodrama terriblemente divertida que parecía un cruce entre la villana de una película de Douglas Sirk y la madre de Norman Bates. Resultado, ya tenemos una buena excusa para que Bree esté ausente de la serie.
Por cierto, qué bueno ha sido recuperar a Eva, la neurótica mujer de Adam en "Doctor en Alaska", como Alma, la primera mujer de Orson. Y no está nada mal la manera en que los guionistas van encadenando un arco argumental tras otro, y solucionándolos en pequeños season finale en miniatura. El tiroteo del supermercado para terminar lo de Nora, la madre de la hija secreta de Tom Scavo; el jaleo de las caídas consecutivas de Bree, Orson y Alma y la última maquinación de Gloria para resolver la muerte de Monique y los secretos de Orson (en gran parte, al menos)... ¿Cómo terminará lo de Susan e Ian? Y estoy deseando ve cómo Gabrielle se libra de Zach Young.
Publicar un comentario