28 junio 2007

Una vez más, con sentimiento

Vamos a empezar con una confesión. Dejé de ver "Buffy" allá por la quinta temporada. No preguntéis por qué; simplemente, el horario en el que la emitían en Canal+ no me venía bien, y listo. A partir de ese punto, sólo he visto capítulos sueltos y entre ellos no está el famoso capítulo musical, "Once more, with feeling" (eso tiene arreglo). Las pesquisas de ayer sobre Nerf Herder y cómo se hicieron con el tema principal de la serie me llevó a una iniciativa muy curiosa que se da con este episodio de "Buffy", y que se parece mucho a las proyecciones de "The Rocky Horror Picture Show" (sin que te escriban nada en la frente).

Primero en las convenciones, y después en solitario en Boston, en 2004, se empezó a proyectar el capítulo en una pantalla de cine, de tal modo que los asistentes cantan, bailan, reinterpretan algunas escenas y terminan montando una fiesta por todo lo alto. "The Buffy Musical Big Screen Extravaganza" tuvo tanto éxito, que está de gira por todo EE.UU., convirtiéndose en una cita estival imprescindible para todos los whedonescos. Es una bonita manera para los fans de mantener viva una serie y, de hecho, ese episodio es uno de los más apreciados y, a pesar de que "Buffy" no era la primera serie en tener un episodio musical (antes que ella lo tuvo "Xena"), después de su emisión se convirtió en una especie de referencia para otras series juveniles que seguían su estela. A Rob Thomas le preguntaron muchas veces si se habría atrevido a hacer un capítulo así de "Verónica Mars", aprovechando la experiencia en el teatro musical de Kristen Bell, a lo que él respondía que ése sería su "salto del tiburón".

MacGuffin no puede seguir la estela de "Buffy" y marcarse una entrada cantada (aunque sería un punto. ¿Alguien con podcast se atreve?), pero lo que sí os voy a dejar, en la barra de la derecha, es una lista de reproducción de Finetune con unas cancioncillas televisivas, para pasar mejor estos calores veraniegos. Todas son sintonías de series, menos tres o cuatro que, aunque no suenen en sus créditos iniciales, sino en algún capítulo, están muy asociadas a determinadas series. No os digo cuáles son, porque es más divertido dejar cierto espacio para la sorpresa. Que lo disfrutéis.

5 comentarios:

Klem dijo...

Para mi, la sexta de Buffy, la mejor de todas, porque sus protagonistas se meten por caminos tortuosos y tienen problemas de trabajo, adicciones, ect... Y el episodio musical, genial, ya que esta encajado perfectamente, dentro de la temporada y su trama igualmente justificada dentro de la serie. Salvo Alyson hannigan, que no se animo mucho a cantar, los demás lo hacen bastante bien, sin ser, en su mayoria, voces profesionales de la canción, como en el caso de Sarah Michelle Gellar. Por lo demás es poco recomendable verlo, sin ver los anteriores episodios.

Un saludo.

montsinya dijo...

Yo sería capaz de marcarme un viaje a los estados juntitos solo para cantar con buffy. Mi preferida es la primera, impresionantes los vampiros dándole la razon en que ya no los mata con tanto entusiasmo como antes.

Lady Madonna dijo...

Ponle remedio ya, Mac... pero eso sí, mira antes los anteriores (creo que es el sexto o el séptimo de la temporada, así que no tendrás que ver muchos). Es un capítulo genial, y a lo tonto a lo tonto, bastante revelador.

salu2

MacGuffin dijo...

Estoy pensando, de hecho, en revisitar Sunnydale de nuevo, desde el principio. Hmmm, no es mala idea ;-)
Por cierto, buscad en You Tube los vídeos del "cómo se hizo" ese capítulo de "Buffy", porque no tienen desperdicio.

Ehiztari dijo...

Comprendo que ver la primera temporada o capítulos sueltos de Buffy puede hacer pensar que es la tonta serie adolescente que parece, pero si has llegado hasta la quinta temporada (una de mis preferidas, por otra parte) me sorprende que te hayas quedado ahí. A esas alturas yo ya estaba enganchada por completo. Y de todas formas,como dice Klem, casi con toda seguridad la sexta, oscura, madura, dolorosa, es la mejor de todas las temporadas. Así que... ánimo y ponte a revisitarla, si te apetece un poquito. Y cuéntanos tus impresiones.
En cuanto al musical, es orginal, fresco y perfectamente insertado en el arco argumental. Y los actores hacen un papel más que digno cantando y bailando, aunque algunos se lucen más que otros, claro.