19 abril 2010

Universos paralelos y futuros

Últimamente, siempre que me propongo no hablar de una serie hasta cierto capítulo o punto especial, ésta se saca de la manga algo que me obliga a hacerlo. Con "Perdidos" lo estoy siguiendo más o menos al pie de la letra (excepto por ocasionales comentarios breves), y pretendía hacerlo con "Fringe" después de haber comentado hace unos días "Peter". Pero mis planes de no daros la lata con ella hasta el final de temporada se han ido al traste después de "White tulip", una muy bien hilada historia de viajes temporales que a más de uno le recordará a la cuarta temporada de "Perdidos", y que también tiene sus ecos de, cómo no, "Expediente X".

Lo interesante de ese episodio, que contaba con la aparición especial de Peter "Robocop" Weller, es cómo sigue mostrándonos el estado emocional de Walter, que todavía no se ha recuperado de su charla con Olivia sobre si debe contarle la verdad a Peter. Llevamos varios episodios centrados más en el doctor Bishop, lidiando con sus demonios y con su relación tanto con su hijo, Peter, como con Olivia, hacia la que él siente ciertas obligaciones. La fragilidad e inseguridad emocionales de Walter están anclando la serie en su camino hacia el final de temporada, y eso ha conseguido que todos los capítulos tengan cierta resonancia y que, aunque sean "monstruos de la semana", estén más relacionados con la mitología de la serie, principalmente porque, a nivel emocional, están más unidos a Walter. Y cada vez parece más claro que él es la clave de todo.

Con "FlashForward", acabo hablando tanto de ella como si aún estuviera viéndola, pero toda la especulación sobre si renovará o no termina llevando a ello. Supongo que os acordáis que, cuando "Héroes" finalizó su cuarta temporada, se dijo que las ventas internacionales podían ser un punto a su favor a la hora de conseguir una quinta, y parece que el rendimiento fuera de Estados Unidos de "FlashForward" podría constituir también su tabla de salvación. Desde luego, si la ABC sólo tuviera en cuenta las audiencias locales, lo tendría muy complicado, porque la semana pasada cayó por debajo de los cinco millones de espectadores y, lo que es peor, no sólo la superaron "Survivor" y "Bones" (como ya viene siendo habitual), sino que, en las demográficas, hasta "The vampire diaries" tuvo mejores cifras (por muy poco, sí).

Eso no pinta nada bien para "FlashForward", que no consigue detener la hemorragia de espectadores ante dos series que, muy probablemente, irán más al alza conforme se acerquen sus finales de temporada. La excusa de que internacionalmente funciona mejor que en Estados Unidos puede unirse a que parece que sus costes son relativamente bajos para evitar que la cadena la apuntille ya mismo y todavía tenga a sus fans moderadamente optimistas sobre sus opciones de volver. Hay quien cree que, probablemente, esa hipotética segunda temporada podría ser más corta y, a lo mejor, incluso para emitirse en verano, lo que tampoco es que sea una bendición para el que probablemente fuera el estreno más publicitado del otoño, en competencia con "Glee".
Publicar un comentario en la entrada