29 abril 2010

Los 80 nunca se fueron

Va a resultar que "Galáctica" (y "Peter Pan") llevaba razón en aquello de "todo esto ha pasado antes y volverá a pasar otra vez". Parece mentira que me dé cuenta ahora de esto cuando las modas, como todo, van por ciclos, y nunca hay que tirar los zapatos de tacón de carrete, los vestidos hippies o las chaquetas con (¡horror!) hombreras porque siempre acaban volviendo. En el cine y la televisión, por supuesto, también pasa esto, y si hace unos años Hollywood bebía y se inspiraba mucho en el cine comprometido de los 70 (películas como "Zodiac" o "Michael Clayton" ejemplificaban esa tendencia), ahora ha optado por abrazar la década de los 80 y trasladar a nuestra época algunas de aquellas películas y series. Lo cual da pánico porque algunas daban bastante penita ya en su momento.

Tomemos "El equipo A". Muchos la tenemos mitificada porque la veíamos cuando éramos pequeños, y que la banda de Hannibal todo lo pudiera nos parecía lo más grande del mundo mundial. Pero la serie, en sí, era una caspa (vista ahora, aguanta muy mal el paso del tiempo). Afrontémoslo. Pocas de las cosas de las que éramos devotos de niños (y de adolescentes) nos siguen gustando más adelante, y los años suelen ser muy poco misericordiosos con ellas. Pero es innegable que determinados títulos aún tienen ese aura de nostalgia del que tanto tiran en Hollywood cuando deciden hacer un remake, ya sea para la tele o para el cine. Las nuevas versiones dominan gran parte de los pilotos desarrollados por la cadenas para la temporada que viene, que buscan una "Galáctica" que redima de las "Bionic Woman", "V" (cuya renovación pinta muy negra) y "El coche fantástico".

¿Qué tenían aquellos títulos de los 80 para que los tengamos puestos en un pedestal? ¿Es sólo nostalgia por nuestra infancia? Porque cosas como "Teen Wolf" tenían delito. Es cierto que en aquella época se hicieron algunas cosas desenfadadas y políticamente incorrectas, para nuestro punto de vista actual, que no podrían repetirse ahora, y tal vez sea mejor dejar algunas cosas como están. Luego, cuando se estrene alguno de estos remakes, igual tengo que comerme mis palabras, pero las posibilidades no son tan altas. Y eso que, teniendo en cuenta que empecé a tener edad para recordar todas estas cosas a finales de los 80, yo también caigo presa de la trampa de nostalgia, pensando que algunas de ellas eran mejores de lo que se hace ahora. No necesariamente. De todos modos, el día que alguien haga un remake de "Regreso al futuro" sí que habremos llegado a la decadencia definitiva de la civilización occidental. A Marty McFly no se le toca.
Publicar un comentario