02 abril 2010

Veinte años no son nada

El otro día, hablando con los otros integrantes de los Teleginios sobre el 20º aniversario del estreno de "Twin Peaks" (que se cumplen el próximo jueves), nos dimos cuenta de que 1990 fue un año realmente interesante en lo que series de televisión se refiere. Porque la serie de David Lynch no es la única que cumple 20 años en 2010. Por ejemplo, el pasado mes de enero lo hizo "Mr. Bean", aquella comedia de sketches en la que Richard Curtis y, sobre todo, Rowan Atkinson crearon un memorable personaje infantiloide, que casi nunca hablaba, y con un notable talento para verse envuelto en todo tipo de situaciones absurdas y humillantes (como aquel gag en la iglesia).

Mr. Bean, su Mini verde y su osito de peluche adquirieron enseguida vida propia, parecidos con ciertos políticos y dos películas (en la primera, lo mejor eran los gags físicos, sin hablar), y Atkinson ha quedado unido indisociablemente a ese personaje. Como ha quedado también unido Rob Morrow al doctor Joel Fleischman de "Doctor en Alaska", que se estrenó como serie de verano y aguantó seis temporadas de humor peculiar, filosofía y ética y estupendos paisajes norteños. Menos duró "Parker Lewis nunca pierde", tres temporadas, pero es raro que se vuelva a hacer una serie tan particular como ésa, y mucho menos ambientada en un instituto.

En otoño llegaría otra serie de instituto completamente diferente, "Sensación de vivir". Cambió el género y se convirtió en un éxito de dimensiones tales, que dos de sus actores tuvieron que ser escoltados por el ejército cuando vinieron a España. Y otra serie de aquel año, "El príncipe de Bel-Air", lanzó a la fama mundial a Will Smith. En Estados Unidos están empezando a aparecer algunos especiales de dónde están ahora sus actores, pero supongo que proliferarán más cuando llegue septiembre. Eso sí, lo más divertido de todo es que aún queda en antena una serie estrenada en 1990, "Ley y orden". Si yo no recuerdo mal, ya es el drama de primetime más longevo de la televisión estadounidense, y de no ser por el intento de cargársela que hizo la NBC al moverla de horario este otoño por culpa de "The Jay Leno Show", es probable que aguante aún más.
Publicar un comentario en la entrada