20 marzo 2012

"Alcatraz" y el gafe de Adrien Brody

¿Recordáis cuando hablamos de lo que era hacer un "Janet Leigh en "Psicosis""? Pues hay otra curiosidad realmente peculiar, y que para un actor es bastante peor, que podría denominarse "un Adrien Brody en "La delgada línea roja"" y que da la sensación que han ejecutado con Santiago Cabrera en "Alcatraz". ¿Pero Cabrera salía en el piloto de esa serie? Efectivamente, pero no adelantemos acontecimientos. Primero tenemos que averiguar qué le paso al bueno de Brody en 1998, cuando Hollywood esperaba expectante el estreno de "La delgada línea roja", que era la tercera película de Terrence Malick en 25 años y la primera desde "Días del cielo", que había rodado en 1978. Aquella cinta iba a ser, en teoría, el papel más importante de Brody hasta el momento (no ganó el Oscar por "El pianista" hasta 2002), y gran parte de la promoción previa al estreno se centró en él. Como recordó George Clooney en una mesa redonda pre-Oscar de "Newsweek", hasta llegó a ser portada de "Vanity Fair".

Sin embargo, Malick termina de "escribir" sus películas en la sala de montaje, y de ahí puede salir algo totalmente diferente de lo que los actores creían que estaban rodando. Ya es famoso el mosqueo de Sean Penn cuando vio que los dinosaurios de CGI salen más en "El árbol de la vida" que él, pero eso no es nada comparado con la cara que se le debió quedar a Adrien Brody cuando fue a ver un pase de "La delgada línea roja" y se encontró con que su papel protagonista había quedado reducido a una línea de diálogo y Malick había reeditado la película alrededor del personaje de Jim Caviezel. No fue el único al que le pasó esto, porque gente como George Clooney o Woody Harrelson vio también cómo sus papeles eran recortados drásticamente, pero, al fin y al cabo, a ellos no los habían vendido previamente como los protagonistas de la cinta ("Slate" cuenta un poco el no-método de trabajo de Malick en este reportaje).

A veces, en las series pueden pasar también estas cosas si, en el día a día, se ve que una trama o un personaje al que se quería dar mucha relevancia no funciona como se pretendía. Ron Moore se cansó de explicar, durante la tercera temporada de "Battlestar Galactica", que episodios como "The woman king" se veían un poco extraños porque formaban parte de una subtrama que se había descartado muy a última hora (aquel capítulo no tenía salvación, se mirara por donde se mirara), y parece que en "Alcatraz" ha pasado algo así con un policía al que interpretaba fugazmente en el piloto Santiago Cabrera. En teoría, Jimmy (que era como se llamaba) iba a ser el interés amoroso de Rebecca Madsen y creo que leí en alguna parte que lo presentaban en los encuentros con la prensa incluso como su prometido. Cabrera participó en la presentación de la serie en Comic-Con junto a Jorge García, Sam Neill y Sarah Jones, y parecía que iba a aportar la tensión sexual no resuelta que Doc Soto no tenía con Madsen. Pero faltan tres episodios para que acabe la temporada y Jimmy no ha vuelto a aparecer y ni siquiera se le ha vuelto a mencionar (aunque juraría que, en el noveno capítulo, el del apagón y la tormenta en la cárcel, Madsen lleva lo que parece un anillo de compromiso).

Por lo que parece, el cambio de showrunner que se produjo en la serie antes de su estreno (Elizabeth Sarnoff se marchó, dejando su puesto a Jennifer Johnson y Daniel Pyne) bien pudo llevarse por delante esa subtrama con Jimmy Large. Tal vez, los nuevos responsables pensaron que no aportaba nada a la historia y que era una distracción de lo que les interesaba en Madsen, que es su conexión indirecta con Alcatraz, y quizás quisieron potenciar otra relación romántica en la serie (que no voy a decir por si alguien lo considera un spoiler). No sé qué ha pasado ahí, y no he leído ninguna explicación por parte de Johnson y Pyne, pero como Jimmy tampoco era prominente en el piloto, no creo que nadie vaya a pedirles explicaciones, aunque hay fotos promocionales de Cabrera vestido de policía para dar y tomar. Parece que el gafe de Adrien Brody le alcanzó a él también.
Publicar un comentario en la entrada