05 marzo 2012

Si no te gustan...

A veces, en Twitter surgen debates curiosos como el que ha habido esta tarde sobre las razones por las que seguimos viendo series que no nos gustan. Las respuestas más habituales eran por inercia, porque había esperanza de que "mejorara" (lo pongo entre comillas porque esa "mejora" puede ser algo muy subjetivo), porque se quería ver cómo terminaba todo o porque nos habíamos propuesto un tope de visionado, generalmente, el final de temporada, antes de decidir si la abandonábamos o no. En medio de la charla, Rumont me retó a escribir algo sobre series que no me gustaran, algo que no suelo hacer porque protestar continuamente sobre lo que me aburre de una serie no me motiva para escribir una entrada entera sobre ella. Puedo hacerlo para explicar por qué termino dejando algunas (las más recientes, "Castle" y "House"), pero por poner un par de ejemplos recientes de series de las que es más común leer últimamente quejas que buenos comentarios, si "Alcatraz" y "The Walking Dead" me aburren tanto que sólo me suscitan ganas de protestar continuamente, no me impulsan a estar escribiendo esas protestas cada dos semanas. Es la señal para que las deje, y suelo seguirla.

Las normas que se autoimpone cada uno también se pueden romper cuando queramos, pero no me motiva repetir la experiencia de "Héroes" y ver a disgusto algo que ya no te atrae lo más mínimo, y de lo que sólo puedes comentar cosas malas. Nunca se me pasó por la cabeza ver nada más que el piloto de "Ringer", y me pareció tan prescindible, que ni siquiera supe qué escribir sobre él (las bromas sobre su obsesión por los espejos y los cromas cutres terminan gastándose al cabo del tiempo). ¿Cómo puedo hacer algo parecido a una lista de series que no me gustan si ésas ya no las veo? Y aunque de algunas de las que sigo puedo tener mis reservas en ciertos aspectos ("Alcatraz", por ejemplo; lo más interesante me resulta la trama en los 60), si continuo con ellas es porque me entretienen y les encuentro algo que hace que no sea un tortura china verlas hasta el final de la temporada.

A veces, claro, ese límite puede convertirse en un castigo. Como "The river" sólo tiene ocho capítulos, me propuse terminarla por mera curiosidad de averiguar qué había pasado con el doctor Emmet Cole y si morirían todos en el último episodio. Pero cada vez encuentro menos razones para llegar hasta ese punto. "Persons unknown" fue otra de la que tampoco fui capaz de acabar su única temporada de 13 capítulos, y ahí el "misterio" central me intrigaba más que en "The river". Y con "Dollhouse" aguanté temporada y media antes de rendirme a la evidencia de que no merecía la pena sufrir para llegar hasta el cierre de la serie. Nunca he entendido a esos espectadores que siguen una serie con el único objetivo de quejarse y echar pestes de ella todas las semanas en todos los comentarios de blogs que hablen sobre ella. La autoflagelación no es lo mío.

P.D.: No he mencionado nada del #BirraSeries, ese encuentro mensual en Madrid de blogueros televisivos que acaba de nacer porque, la verdad, es que en su blog lo cuentan mucho mejor. El segundo capítulo fue interesante y divertido, y aunque se suele proponer un tema para que comentemos entre todos, al final las conversaciones siempre acaban derivando a otras cosas.

P.D. podcastero: De las series que no me gustan acabo hablando en "Yo disparé a J.R." con Crítico en serie, aunque si alguna no nos va, acaba condenada al ostracismo rápidamente. Esta semana tenemos un apartado especial sobre adaptaciones literarias de la BBC, con la participación de Noemí "Torpedama" Jiménez, en el que hacemos un somero repaso por las miniseries que han usado de punto de partida libros de Jane Austen, Charles Dickens y Elizabeth Gaskell, entre otros. El menú del resto del programa es éste, y podéis escucharlo en el blog:

- 0': Nominados a los Saturn Awards.
- 9': "Awake".
- 21': "Pan Am", "A gifted man" y "Prime Suspect"
- 33': "Grandes esperanzas" y otras adaptaciones literarias de la BBC.
- 70': La tercera temporada de "Parenthood".

4 comentarios:

WATANABE dijo...

Yo tampoco entiendo lo de torturarse y pasarse el rato quejándose sin parar. Digamos que tengo dos niveles. El primero es cuando veo uno o dos episodios y la serie no me interesa nada. A no ser que me hayan dicho que luego mejora mucho suelo dejarla muy rápidamente (últimos ejemplos The River o Alcatraz). El segundo es cuando tengo cierta curiosidad por algo en concreto. Ahí suelo esperar a terminar la temporada para decidir después (ejemplos Boss, Iluminada o Falling Skies).

Manganxet dijo...

¡Aquí uno de los que solo ve ciertas series para quejarse! xD

Una serie se puede disfrutar a muchos niveles: por la trama, por los planos, la iluminación, los personajes, la música… pero existe otra forma de disfrutar una serie que mucha gente no entiende, y es criticándola y poniéndola a caldo.

En mi caso me ocurre con Once Upon a Time, una serie que me parece horrible, que no tiene ni pies ni cabeza, con unos personajes totalmente planos, estereotipados y forzadísimos, y que en mi opinión han desaprovechado una ocasión perfecta para hacer algo realmente trabajado con los cuentos populares (después de Shrek no puedes hacer algo como OUAT, es un paso atrás). Pues yo disfruto más criticando cada episodio que dejándome llevar por la trama, disfruto tanto que me tiene enganchado semana tras semana, no por la historia que cuenta, sino por lo divertido que me resulta burlarme de ella.

Algo similar me ocurre con Pretty Little Liars. Aquí realmente la historia sí me entretiene, pero el 50% del encanto de la serie es poder burlarte de las chicas cada vez que hacen una estupidez.

Yo hablo por mí… a mí si una serie me aburre la dejo de lado, pero que la critique y me burle de ella no significa que me aburra, a veces es todo lo contrario.

MacGuffin dijo...

Manganxet, qué quieres que te diga, me parece una pérdida de tiempo y esfuerzos. Y se corre el riesgo de saturar al personal. Pero si a tí te vale, me alegro por tí :)

Ruben Gomez dijo...

Gracias a tus críticas de series del blog y de "Yo disparé a J.R." ya se que series merece la pena empezar a ver (si no las seguía) o no continuar (si las tenía en la cuerda floja).