23 marzo 2012

Las "otras" de ABC

Los remakes estadounidenses de series británicas no son algo nuevo, ni que se inventara a partir de "The Office", pero sí puede ser cierto que, a partir del éxito de la versión de la NBC de la comedia creada por Ricky Gervais y Stephen Merchant, las cadenas americanas fueran mirando más y más hacia esta orilla del Atlántico en busca de inspiración. En unos cuantos de esos remakes participan las mentes pensantes que pusieron en marcha el proyecto en el Reino Unido y, a veces, hasta se intenta que participe algunos de los actores originales (como Richard Ayoade en el fallido remake de "The IT Crowd"), pero luego no todos logran pasar del piloto y, si lo hacen, no todos triunfan. En 2009, por ejemplo, Lifetime intentó poner en pie su propia versión de "Mistresses", aquel drama de la BBC sobre cuatro amigas que en algún momento de sus vidas se encontraban siendo "la otra" en una relación, bien porque ellas lo buscaran o sin saberlo. Aquella nueva versión estaba impulsada por Holly Marie Combs (sí, de "Embrujadas"), pero no llegó a pasar del piloto y parecía que el asunto había quedado olvidado y enterrado.

Pero hete aquí que ABC, necesitada de una serie protagonizada por mujeres que pueda ocupar el jueco que deja el final de "Mujeres desesperadas", ha pensado que sería buena idea volver a intentarlo con "Mistresses" y, esta vez, se saltan el paso previo del piloto y han pedido directamente una serie que, en teoría, se estrenaría en el verano de 2013. K.J. Steinberg, guionista de "Gossip Girl" (y actriz ocasional que hizo de hermana de Joey en "Friends"), es la responsable del proyecto, un proyecto que ha atraído más atención de la habitual en estos casos porque dos de sus protagonistas serán Alyssa Milano y Yunjin Kim, que no ha vuelto a aparecer por la televisión estadounidense desde el final de "Perdidos". No se conoce con exactitud quién hará de quién, aunque parece que Milano será el trasunto de Siobhan y han hecho que sea la hermana mayor de otra de las protagonistas (interpretadas por Rochelle Aytes, que sobrevivió a "Work it", y Jess Macallan). Tonalmente, "Mistresses" podría casar mejor con la etiqueta de "la nueva "Mujeres desesperadas"" por que la original inglesa también mezclaba el drama, el culebrón, la comedia y el misterio, aunque se escoraba más hacia el drama y se movía por un alambre aún más fino, al menos en su primera temporada.

El intento de sustituir a las mujeres de Wisteria Lane con otra serie que opte más por la comedia y la sátira ya está viéndose en ABC con "GCB", ese título al que los candidatos republicanos le están haciendo publicidad gratuita al considerar que se está riendo de ellos, básicamente, y sentirse ofendidos por eso. La audiencia la está acogiendo bastante bien, por ahora (mejor que a "Pan Am", cuyo hueco del domingo por la noche ha heredado), pero las críticas no están siendo tan benévolas. Con "Mistresses", el malabarismo tonal es bastante complicado para que la historia no termine derivando a una soap opera pasada de rosca, y de la fuerza dfe su reparto dependerá que funcione o no, exactamente igual que en la serie británica. Por supuesto, no se va a librar de las comparaciones con "Sexo en Nueva York" porque, en los últimos años, cualquier título que cuente la amistad entre un grupo de mujeres enseguida se compara con ella.

El 15 de abril veremos, por ejemplo, si "Girls", en HBO, le debe tanto a Carrie Bradshaw como no se cansan de repetir todos los artículos que aparecen sobre ella, y en otoño comprobaremos qué hace The CW con "The Carrie diaries", si opta por continuarla más allá del piloto. Es la precuela de "Sexo en Nueva York", basada en el libro que Candace Bushnell escribió exactamente para contar los años mozos de Carrie, así que las comparaciones con "Sexo en Nueva York" sí que estarán plenamente justificadas.
Publicar un comentario en la entrada