14 marzo 2013

Dos millones para Verónica

A estas alturas, ya todos estaréis al tanto de las dos principales noticias de ayer; que hay nuevo Papa y que Rob Thomas y Kristen Bell, creador y protagonista de "Verónica Mars", habían lanzado una iniciativa a través de Kickstarter para financiar el rodaje de una película de la serie, una idea que lleva dando vueltas por los blogs y por las entrevistas a los dos desde que el proyecto fue cancelado por The CW, en 2007. Seguro que también habéis leído ya por todas partes que el objetivo que se habían marcado de recaudar dos millones de dólares en treinta días se cumplió apenas doce horas después de que la iniciativa de crowdfunding se pusiera en marcha, y ahora que ya es seguro que habrá película de "Verónica Mars", es cuando llegan los análisis, las críticas y los intentos de dilucidar si esto puede instaurar una nueva tendencia para sacar adelante proyectos que, de otro modo, estarían muertos, o si no será más que una curiosa singularidad.

Antes de lanzarnos a echar un vistazo a ese panorama de comentarios y posts sobre el tema, convendría recapitular por si queda alguien que no está muy al tanto de todo este asunto. La posibilidad de que la historia de esta adolescente aspirante a detective privado continuara de un modo u otro tras la cancelación de la serie siempre se le comentaba a Rob Thomas y a Kristen Bell, que no dejaban de expresar su interés por rodar una película si lograban reunir el dinero y, lo que es más importante, convencer a Warner Bros., el estudio que posee los derechos de la serie. Incluso antes de que ésta terminara, Thomas llegó a hacer una especie de pseudo-piloto de una cuarta temporada con Verónica en el FBI para que The CW considerara renovarla (fracasó, evidentemente), y años más tarde, él mismo afirma que llegó a reunirse con Warner para proponerles su idea de cómo podría ser la película en cuestión. Sin embargo, el estudio consideró que no había suficiente mercado para financiar, promocionar y distribuir un film sobre el personaje, y declinó el proyecto.

Thomas, no obstante, no se dio por vencido y, en connivencia con Bell, acabó por optar por el crowdfunding para lograr el dinero necesario para poder rodar la cinta. Al parecer, la idea lleva en marcha desde principios del año pasado, y en todo este tiempo tuvieron que conseguir que Warner apoyara esta nueva encarnación del proyecto (recordemos que son los dueños de la serie). Finalmente, el plan de Thomas es rodar este verano, durante el hiato de Bell de "House of Lies", incluir a todos los antiguos personajes de "Verónica Mars" que pueda y estrenar a principios del año que viene. La división digital de Warner se encarga de la distribución, con una vida limitada en cines y luego el pase a diversos servicios de vídeo bajo demanda, que es donde la película encontrará su público con mayor probabilidad. Y es en esta mezcla entre un presupuesto conseguido gracias a la contribución de los fans y una distribución a cargo de una major (que es la que se beneficiará si esto da dinero) donde han venido las críticas y las acusaciones de "inmoralidad".



Esencialmente, han surgido unas cuantas voces que se preguntan si Kickstarter no debería dedicarse sólo a buscar financiación para proyectos movidos por la pasión de sus impulsores y puestos en pie de modo independiente (aunque ahí también puede haber gente que no busque más que el beneficio económico sin asumir el riesgo), y están quienes se quejan de que los fans están dándole dinero a una multinacional que no necesita estas obras de caridad. Son críticas muy válidas, pero como suele ocurrir, terminan por generalizar y por obviar las circunstancias únicas de cada caso. No sería la primera vez que el movimiento de los fans permite que se ponga en pie la película de una serie muy poco vista; Joss Whedon convenció a Universal de rodar "Serenity" después de comprobar que los DVDs de "Firefly" (que, curiosamente, es propiedad de Fox) se vendían como las botellas de agua en el ardiente desierto, y esa película costó 40 millones de dólares en 2005.

En este caso, seguir en tratos con Warner es el peaje a pagar por sacar adelante "Verónica Mars: The movie" (y, además, no es lo mismo que te distribuya una major, aunque sea a pequeña escala, que tener que hacerlo tú de forma independiente). El proyecto está claro que es personal tanto para Rob Thomas como para Kristen Bell, y teniendo en cuenta lo rápido que alcanzó su objetivo en Kickstarter, también lo es para muchos fans. En "Salon" apuntaban a la mayor complejidad de todo el asunto al afirmar: "Bienvenidos a la América del siglo XXI, donde es muy probable que siempre estés pagándole a una gran corporación por algo que quieres", indicando que hemos llegado a un punto en el que lo cien por cien independiente y fuera del sistema es cada vez más difícil de encontrar. En especial, parece que esta peculiar manera de financiar una película que, como mucho, no pasará de título de culto para unos cuantos frikis (yo incluida) es una de las pocas maneras que hay de sacar adelante un proyecto en Hollywood sin sufrir ese programa informático que "proyecta" las posibles ganancias que puede hacer una película antes de que los ejecutivos decidan darle luz verde.

Proyectos para la web como "Husbands" se han financiado a través de Kickstarter con anterioridad, y muchos críticos han señalado que seguro que Joss Whedon lo habría utilizado para sacar adelante "Dr. Horrible's Sing Along Blog" si entonces hubiera estado en marcha. ¿Seguirán otras series como "Terriers" o "Las chicas Gilmore" el ejemplo de "Verónica Mars"? ¿Se aprovecharán los estudios de dicho ejemplo para eludir financiar otros proyectos pequeños? Sólo el tiempo lo dirá, pero lo que es seguro es que para mí sí es una buena noticia que vayamos a tener de vuelta a Verónica, Keith y compañía. Ya lo decían en la serie a menudo: "Veronica Mars is smarter than me".

P.D.: A todo esto, en "Bloopers", un programa de la radio del Círculo de Bellas Artes de Madrid, me han hecho una pequeña entrevista en la que no hablamos de "Verónica Mars", pero sí de "Perdidos". El programa estará colgado en la web en los próximos días.
Publicar un comentario en la entrada