18 marzo 2013

Los campos de la muerte

La autopista interestatal de Texas I-45 discurre por lo que se conoce en la zona como "the Killing Fields", los campos de la muerte, un páramo en el que, desde la década de los 70, la policía ha encontrado los cadáveres de parte de la cincuentena de mujeres jóvenes que habían desaparecido en la zona entre Houston y Galveston. Uno de aquellos casos fue el de Jessica Cain, una joven cuyo coche apareció abandonado en una cuneta de la carretera junto a esos campos, que también están apodados como "la autopista del infierno", y cuya desaparición investigaron dos detectives de Texas City, Mike Land y Brian Goetschius. En ese caso se inspira "Texas killing fields", la segunda incursión en la dirección de largometrajes de Ami Canaan Mann, hija de Michael Mann, con guión de Don Ferrarone, un ex policía que trabajó durante una temporada en esa zona de Texas y que escribió la historia hace más de una década.

Ami Mann lleva un tiempo en la industria (debutó en el cine en realidad en 2001), pero hasta el momento, sus trabajos se limitaban a un capítulo de "Friday Night Lights" y "Dakota", una webserie sobre una jugadora de póker para "Wigs", una página con varias series cuyas protagonistas son todas mujeres. En "Texas killing fields" cuenta con una historia realmente potente, la producción de su padre y un reparto realmente interesante con Jeffrey Dean Morgan y Sam Worthington al frente, y Chloe Moretz y Jessica Chastain completándolo. Logra construir una atmósfera inquietante y tiene un buen ojo para el uso de la fotografía, para componer algunos planos visualmente muy notables, y hasta para dirigir una persecución en coche digna de estar firmada por el apellido Mann, pero a la película le falta algo. Intenta mostrar una panorámica de la zona, de la estructura social que pemite que surjan lugares como los campos, pero, paradójicamente, a lo mejor le habría hecho falta algo más de metraje para que personajes como los tres policías protagonistas y la niña tuvieran más peso y se asentaran más. Al acabar la cinta, da la sensación de que se podría haber hecho una miniserie muy interesante con ella.

Por ejemplo, la personalidad de Brian, que se muda de Nueva York a Texas City porque quiere ayudar a resolver el misterio de la zona, o la relación entre Mike y Pam, policía del condado vecino y, a la sazón, su ex mujer, o la situación familiar de Anne, se habrían beneficiado de unos diez o veinte minutillos extra (la película dura unos 100) que habrían contribuido a que nos empapáramos más del ambiente y que nos situáramos más del lado de los protagonistas (Pam, sobre todo, es un personaje bastante desaprovechado). Es una lástima que no termine de cuajar ahí (y que haya algunos saltos en la trama un poco confusos), porque su reparto funciona muy bien y, visualmente, "Texas killing fields" está muy lograda y cuenta una historia con gran potencial para dar no sólo un buen thriller, sino una gran película. Por desgracia, se queda un poco a medias.

P.D. podcastero: Siempre que contamos con la visita de Irene Cívico, de ByTheWay, la duración de "Yo disparé a JR" se nos va un poco de las manos. Con ella hablamos de "Nashville" y "The Americans", pero tocamos también otros temas.

Ir a descargar

- 0': El proyecto de película de "Veronica Mars".
- 23': "Arrow" (spoilers hast el 1x17).
- 42': "Nashville"
- 62': "The Americans"
- 85': "Once upon a time".
Publicar un comentario en la entrada