06 mayo 2013

El Doctor y el "sobreanálisis"

 
"La naturaleza autoconclusiva de estas historias de 'póster cinematográfico'  a menudo da lugar a una frustrante falta de avance del ligero misterio. Igual hay que echarle la culpa a la intensa especulación sobre cualquier cosa excepto lo que ocurre en los episodios". Es una cita del recap que "The Guardian" ha hecho de "The crimson horror", el último capítulo emitido hasta ahora de la segunda mitad de la séptima temporada de "Doctor Who", y que pone el dedo en la llaga de una tendencia que está invadiendo cada vez más series, amenazando con barrer de ellas todo atisbo de diversión y entretenimiento que pudiéramos extraer de su visionado. Es probable que dicha tendencia comenzara en "Perdidos", cuyos fans analizaban literalmente fotograma a fotograma en busca de pistas ocultas y "huevos de Pascua" que les ayudaran a discernir qué demonios estaba pasando en aquella isla (esos buenos tiempos de sus tres primeras temporadas), y ha acabado trasladándose a cualquier serie que siquiera insinúe el desarrollo de algo parecido a un misterio central para, al menos, una temporada.

Con "Doctor Who", el fenómeno del análisis exhaustivo llegó con más fuerza en cuanto Steven Moffat tomó las riendas de la serie. Con su querencia por los enigmas y los misterios serializados, era inevitable que los foros de fans echaran humo, pero da la sensación a veces que la especulación se nos ha ido de las manos. Sí, esta temporada tenemos pendiente la revelación de la naturaleza verdadera de Clara y de la "caída" del Doctor en los campos de Trenzalore, en la que su nombre real juega al parecer un importante papel, y que la serie profetizó al final de la sexta entrega, pero si por algo ha destacado es por su esfuerzo por olvidarse un poco de los arcos "mitológicos" y por buscar historias que entretengan, que sólo se muevan por las ganas de divertirse que siempre han motivado la serie desde su nueva encarnación, a partir de 2005. La sexta temporada, precisamente, es el mejor ejemplo de que poner demasiado el acento sobre los misterios no contribuye a que "Doctor Who" sea mejor. Hará que los foros y los recaps de los capítulos echen humo, pero eso no quiere decir gran cosa.

La primera mitad de la séptima temporada estaba muy centrada en despedir a Amy y Rory, y esta segunda está trufada de homenajes a la serie original que los fans más antiguos seguro que agradecen, como preparación de ese capítulo especial de celebración del 50º aniversario de su estreno. Aunque haya un par de incógnitas que resolver, el hincapié se está poniendo en recuperar la diversión que la serie puede ofrecer, buscando aventuras trepidantes, o intrigantes, o simplemente muy entretenidas, como ese "The crimson horror" de título muy holmesiano. La relación entre Clara y el Doctor también va por ese lado, y eso que, hace dos semanas, tuvimos amago de conversación muy seria, y de resolución de sus dudas, entre ellos. Pero parecen estar siguiendo el modelo "Bunheads" de hablar como ametralladoras para no tener que tocar temas serios, o no de momento. No sería raro que el reseteo que insinuaba el final de "Journey to the centre of the TARDIS" no fuera completo (ya vimos en ese mismo capítulo que sí tuvo alguna consecuencia), y la última escena de "The crimson horror" apunta con claridad a que obtendremos alguna respuesta sobre Clara (y su costumbre de llevar casi siempre alguna prenda de color rojo) en un par de episodios.

No hay que estar buscando constantemente tres pies al gato en todo lo que veamos. "Orphan Black", por ejemplo, girará en torno a un misterio concreto, pero si nos dedicamos a buscar pistas en cada segundo de metraje, se resiente su principal virtud, que es la de ser muy entretenida. Hasta "Fringe", que sí tenía pequeños "huevos de Pascua" aquí y allá, era contraria al sobreanálisis, como si dijéramos, porque esa obsesión por los detalles más nimios perdía de vista el viaje emocional de sus personajes, que es lo que le interesaba a la serie. Es un clásico caso de que los árboles no dejen ver el bosque.

P.D. podcastero: Tras el breve descanso de la semana pasada, "Yo disparé a JR" vuelve a las ondas podcasteriles. El menú del día es variadito, variadito, así que os lo dejo por aquí.



- 0':"Rectify"
- 13': Final de primera temporada de "The Following"
- 25': Final de la cuarta temporada de "The good wife"
- 48': Final de la primera temporada de "The Americans"
- 65': "Juego de tronos" (spoilers hasta el 3x05)
Publicar un comentario en la entrada