31 mayo 2013

Viernes musical (31): "Ugly Betty"



Entre 2006 y 2010, la parrilla de la ABC albergó un pequeño rayo de encanto, humor y parodia de las telenovelas en la forma de "Ugly Betty", la adaptación estadounidense de "Betty, la fea" que hizo famosa a America Ferrera, dio a Vanessa Williams un papel de villana absolutamente genial y descubrió a Becki Newton y Michael Urie. Sin embargo, en aquella historia del pez fuera del agua que era Betty Suárez trabajando en una importante revista de moda neoyorquina, hubo un personaje que terminó casi eclipsándolos a todos los demás; Justin, el sobrino de Betty, un niño que desde el principio  se convirtió en uno de los mejores tratamientos de un joven gay en la televisión (y bastante antes de que llegaran "Modern family" y "Glee"). Justin, desde el principio, se declara fan de los musicales, y una de sus tramas de la primera temporada involucraba que fuera con su madre y su padre, al que ve muy poco, a ver "Hairspray". Como llegan tarde al teatro, el joven Mark Indelicato se canta parte de "Good morning, Baltimore" en el metro, para que su padre la escuche. Y no sería esa la única vez que un musical de Broadway tuvo importancia en una trama de "Ugly Betty". En la segunda temporada, buena parte de los personajes acaba yendo a ver "Wicked", y hasta terminan "participando" en él. ¿Y sabéis que es lo más divertido de todo? Como por entonces la serie aún se rodaba en Los Ángeles (se mudaron a Nueva York en la tercera temporada), grabaron las escenas del musical con la compañía que estaba representándolo en la ciudad californiana, en la que quienes interpretaban a Elphaba y Glinda eran Eden Espinosa, que había sido la suplente de Idina Menzel durante el estreno en Broadway, y Megan Hilty, que sustituyó a Kristin Chenoweth cuando ésta se marchó.
Publicar un comentario en la entrada