25 septiembre 2013

Cómo conocimos a la Madre

ALERTA SPOILERS: Por si el título no era suficiente para avisaros, reitero aquí que lo que sigue es un comentario sobre el principio de la novena temporada de "Cómo conocí a vuestra madre". Ya sabéis qué debéis hacer.

Una cosa queda meridianamente clara del estreno doble de la última temporada de "Cómo conocí a vuestra madre", y es que Cristin Milioti ha sido todo un acierto como la célebre Madre (sí, así con mayúsculas). Lo verdaderamente importante de estos capítulos finales no es tanto el experimento de situarlos en el fin de semana de la boda de Barney y Robin, sino el hecho de que, una vez que decides presentar a la Madre y convertirla en parte integrante de la serie, tienes que hacerle justicia y conseguir que, de algún modo, cumpla las expectativas que tú mismo has creado sobre ella. Carter Bays y Craig Thomas afirmaron en verano que los amigos de Ted la conocerían antes que él, y que la veríamos bastante hasta entonces, y en el estreno de la entrega se desvela la hoja de ruta que llevan de aquí al próximo mes de mayo.

Lily ha sido la primera en encontrarse con ella, y su conversación en el tren es también nuestra toma de contacto con la Madre y con Milioti, y se puede decir que sale airosa de la situación. La culminación es la escena final de la premiere, uno de esos juegos temporales que tanto les gustan, en el que Ted comparte mesa, virtualmente, con su yo y la Madre de dentro de un año, cuando ambos regresan al hotel de la boda para pasar allí el fin de semana. Es nuestro primer vistazo a esa vida que Ted ansía tener y que lleva ocho años persiguiendo, y es otro acierto. Si la Madre no funcionara, toda la última temporada de "Cómo conocí a vuestra madre" se desmoronaría, pero ese aspecto lo tienen bien cubierto. Ahora sólo falta que funcione el experimento narrativo, y para comprobarlo habrá que esperar hasta el final de la serie. Evidentemente, los juegos temporales y los chistes con alusiones al futuro, y a hechos pasados que quedaron sin explicar, son el fuerte de la comedia, así que pueden terminar con una temporada, al menos, bastante decente.

Sí, se tienen que resolver los sentimientos que Ted aún tiene por Robin, Marshall tiene que llegar a la boda desde Minnesota (me pasé todo el capítulo esperando que su compañera de viaje dijera esto) y tenemos que averiguar si Barney de verdad está preparado para abandonar sus viejas costumbres de mujeriego y casarse, pero es precisamente la introducción de la Madre lo que apunta a ser el principal hallazgo de la temporada (y eso que yo casi prefería que nunca la viéramos). Al parecer, en algún momento tendremos también su punto de vista sobre esos momentos en los que Ted ha estado a punto de conocerla (como la fiesta del famoso paraguas amarillo), y como comentaban algunos críticos estadounidenses, puede ser muy curioso ver cómo todos sus amigos se enamoran de ella antes de que lo haga Ted. "Cómo conocí a vuestra madre" tiene los inevitables tics de una comedia que lleva ya mucho tiempo en antena, pero pueden haber dado con la clave para entregar una temporada final entretenida.
Publicar un comentario en la entrada