30 septiembre 2013

En el final y en el principio

Las expectativas y las sensaciones con las que uno se enfrenta al final de su serie favorita van a colorear su opinión sobre el mismo. Está viéndose a lo largo del día de hoy, conforme más fans de "Breaking Bad" se enfrentan a su cierre definitivo y expresan sus opiniones al respecto. Por cada tres "me ha gustado mucho" hay al menos un "esperaba algo más", y en ambos casos hay que tener muy en cuenta la experiencia de los episodios anteriores y la idea que los fans se habían formado en la cabeza más que sobre cómo podía terminar la serie, sobre cómo querían ellos que terminara. De este asunto hemos hablado ya en muchas ocasiones, así que no merece la pena seguir dando vueltas sobre lo mismo, pero sí es verdad que, en Twitter, James Poniewozik, el crítico de "Time" expresaba una de las tendencias más extendidas en las reacciones ante los finales de series, la que los americanos describen con la expresión "stick the landing", clavar el aterrizaje.

Poniewozik utilizaba como ejemplo una crítica del blog Monkey See, de la NPR, que ya desde el titular adopta el enfoque de ver si Vince Gilligan lo ha clavado, pero que para él ejemplifica la tendencia de que sólo nos gustan los finales que se ajustan a lo que nosotros queremos que pase, en lugar de que intentemos valorar si el capítulo es coherente con lo que hemos visto antes. Además, sitúa sobre el último capítulo una serie de expectativas probablemente demasiado altas, y que van en la línea de "si esto no termina bien, ninguna de las anteriores temporadas tendrá ningún valor". Es, quizás, una actitud un poco radical con la que ver una serie, y una que, en el 90% de los casos, tiene que llevar a la decepción.

Y mientras unas terminan, otras comienzan, y también lo hacen rodeadas de expectativas, igualmente demasiado altas. El caso de "Agents of SHIELD" es bastante claro en ese aspecto porque ABC quiere desesperadamente que funcione ya que su compañía madre, Disney (que es la propietaria de Marvel), quiere desesperadamente que funcione. El estudio tiene todo un plan que ríete tú de los quinquenales de Stalin para las películas de sus superhéroes y sus secuelas, y la serie es el siguiente paso natural dentro de la sinergia empresarial que han organizado. Desde ese aspecto, "Agents of SHIELD" se presenta como demasiado teledirigida, intentando sacar provecho del éxito de "Los Vengadores" en cine, y ofrece un curioso dilema entre los objetivos empresariales tras ella y el hecho de que sean Joss Whedon y dos colaboradores cercanos sus responsables creativos.

En Domingo de cine lo explican apuntando que es un caso de un nerd contra la industria, pero con la industria, acordándose de que Whedon se ganó un cierto nombre haciendo series sobre personas que viven en los márgenes, pero que hacen cosas dignas de héroes, y que mientras las hizo él mismo estaba un poco en los márgenes de la industria. No hay que olvidar que, en realidad, su única serie realmente de éxito fue "Buffy, la cazavampiros", y se emitió en dos cadenas pequeñas como The WB y UPN. Esta nueva posición suya de director taquillero es nueva, y también lo es el hecho de que sus seguidores de siempre no lo hayan abandonado, acusándolo de venderse al oro de Moscú. De todos modos, "Agents of SHIELD" es una serie que lleva su sello por todas partes, desde tener un piloto más bien cumplidor que espectacular, a reunir a un grupo de gente que, en teoría, no tiene nada en común pero que acabarán trabajando juntos y preocupándose los unos por los otros al mejor estilo "Scooby Gang". Lo interesante será ver cómo sigue la serie a partir de aquí.

P.D. podcastero: Esta vez, en Yo disparé a JR no hablamos de "Breaking Bad" (todavía), pero echamos un vistazo a otra batería de estrenos y algún regreso también esperado:

- 0’: Emmys, "What Remains" y "Back in the Game".
- 9’: "Agents of SHIELD" - 26’: "The Crazy Ones".
- 37’: "The Blacklist".
- 48’: "Mom"
- 57’: "Cómo conocí a vuestra madre" (spoilers hasta el 9x02). 


Publicar un comentario en la entrada