19 septiembre 2013

La muerte de Miss Corazón Solitario

En "La ventana indiscreta", uno de los vecinos de ese patio de manzana a los que James Stewart espía es una mujer ya de una cierta edad, que vive sola, y a la que él y Grace Kelly apodan Miss Corazón Solitario porque casi nunca la ven llegar a casa acompañada y, cuando lo hace, ese hombre no suele aparecer mucho más allí. A la pobre mujer le rompen constantemente el corazón, y aunque lo intenta, no consigue salir de esa soledad que la hace destacar entre unos vecinos que o viven en familia, o tienen gente saliendo y entrando constantemente de sus apartamentos. Melissa Young, la joven que lleva dos años muerta, sin que nadie la echara en falta, al principio de "What remains", parece ajustarse a ese esquema de Miss Corazón Solitario. Lleva una vida tranquila y solitaria, y sus intentos por conocer gente casi siempre fracasan. Una de las principales razones es porque sus vecinos son todos una panda de sociópatas vengativos, borrachos, rencorosos y llenos de odio y malos sentimientos, y la serie se esfuerza en que los conozcamos más o menos bien a todos para, cuando llegue la resolución final, que no nos parezca salida de la nada.

Las pistas para ese final están ahí desde el primer episodio, y siguen plantándose y desarrollándose delante mismo de nuestras narices, pero los últimos cinco minutos de la miniserie no son lo más interesante de ella. Lo que realmente consigue llegar al espectador es su tratamiento de la soledad tanto de Melissa como del detective Len Harper o incluso de Joe Sellers, el profesor con un inquietante secreto. Al ir investigando más la vida de Melissa que su muerte, Harper se hace, al mismo tiempo que nosotros, las mismas preguntas: ¿es posible pasar por la vida sin dejar ninguna huella? ¿Puedes desaparecer un día y que nadie te eche en falta? La vida seguirá sin tí, por supuesto, ¿pero no es terrible que, a lo mejor, nadie te dedique ni siquiera un pensamiento perdido? Ahí está el hallazgo principal de "What remains", en esa reflexión sobre la soledad no buscada.

En la película "Familia", uno de sus personajes decía que era mejor estar mal acompañado que solo, y que quien dijera lo contrario es que nunca había estado solo, y varios de los vecinos de la casa de "What remains" lo llevan a extremos perturbadores. La revelación final, como decimos, es sorpresa pero no lo es tanto porque se ha preparado a lo largo de los cuatro episodios de la miniserie, pero aunque ofrece un clímax para Len, y una resolución a la historia y a la investigación del asesinato, no es lo interesante. De hecho, puede haber quien la encuentre un poco salida del tono general que ha tenido la historia (y marcando demasiado las tintas sobre caracterizaciones de personajes demasiado obvias), pero lo que queda al final de "What remains" es la reflexión de Harper cuando decide ponerse a investigar un caso que sus compañeros no creen que merezca la pena ni mirar por encima: ¿cómo puede alguien desaparecer de la faz de la tierra durante dos años y que nadie se dé cuenta? ¿Tan efímero es nuestro legado?
Publicar un comentario