07 noviembre 2014

Valerie Cherish y la vergüenza ajena

En 2005, Lisa Kudrow volvía a televisión con "The Comeback", una comedia sobre Valerie Cherish, estrella de segunda en sitcoms del montón, a la que seguían las cámaras de un reality que mostraban sus intentos por volver a ser famosa. En aquel momento, la serie, co-creada por Kudrow y Michael Patrick King (que venía de "Sexo en Nueva York" y ahora es el showrunner de "2 Broke Girls"), fue un fracaso. Ni la audiencia le pilló el punto, ni los críticos se mostraron especialmente benévolos con ella, más pendientes de compararla (desfavorablemente) con "Curb your enthusiasm" y de elogiar el arranque de "Entourage", así que HBO sólo le concedió aquellos primeros trece capítulos. Por cosas de la vida y el destino, diez años más tarde, "The Comeback" ha adquirido estatus de serie de culto y todo el mundo apunta que fue una adelantada a su tiempo, y la noticia de su segunda temporada, que se estrena el domingo en HBO, ha sido saludada con más benevolencia por la crítica.

Lo que resulta muy curioso es leer la historia de BuzzFeed sobre cómo se sintieron King y Kudrow cuando se enteraros de que no tendríuan segunda entrega, en su momento, y cómo surgió este regreso improbable, pero para el que ellos estaban perfectamente listos. Kudrow, sobre todo, explica que no comprendían qué era lo que había fallado en la primera temporada, por qué el público y la crítica no habían conectado con Valerie, y afirma que no se dio cuenta hasta que no escuchó un día a Bill Maher decir en su programa de HBO que podían hacerse chistes sobre un hombre blanco porque era una figura de poder, pero que hacerlos de una víctima no era divertido. Kudrow, de repente, se dio cuenta de que las mujeres todavía eran victimizadas, y que un personaje a lo Ricky Gervais en femenino lo tenía más complicado para funcionar.

En los últimos meses, se ha hablado mucho sobre la representación de las mujeres en el cine y en televisión, y sobre las polarizadas reacciones que suscitan personajes femeninos que se salen de la idealización, o del arquetipo de la bruna malvada, con el que suelen presentarse. Gente como Hannah en "Girls" o como otra creación de creación, la Fiona Wallice de "Web therapy", van por otro camino, y lleva a que se genere controversia, sobre todo en el primer caso. En el artículo de BuzzFeed, Dan Bucatinsky, compañero en la productora de Kudrow, se pregunta por qué a todo el mundo "Extras" le parecía brillante en 2005, pese a que Ricky Gervais ponía a su protagonista en situaciones realmente mortificantes y humillantes, y despreciaban "The Comeback" exactamente por lo mismo.

También es interesante esa reflexión que se hace sobre cómo se adelantaron también a la moda de los realities que siguen a gente que no es famosa en realidad, y de la que muestran toda su vida, tipo "Keeping up with the Kardashians" y todos sus spin offs, y la saga de "The real housewives" de Bravo. Estos llegaron un par de años después de "The Comeback", y ahora, el esoectador está más que acostumbrado a ver cómo famosos de segunda se humillan sólo por salir en televisión. ¿Funcionará en este nuevo contexto el regreso de Valerie? ¿Lo llevarán ellos más allá?
Publicar un comentario