28 septiembre 2015

El éxito nuevo y el éxito viejo de FOX

La cadena FOX no está en una situación envidiable en Estados Unidos. Durante la premiere week, la semana loca de estrenos que da arranque a la temporada 2015/16, muy pocas de sus series han tenido debuts especialmente optimistas, con "Minority report" apuntando a ser una de las cancelaciones tempranas del otoño y "Gotham" dejándose a casi la mitad de sus espectadores en el estreno de su segunda temporada. En invierno se despedirá definitivamente "American Idol", que durante más de una década fue la tabla de salvación de la cadena en cuanto a las audiencias del año, y sus éxitos son escasos y más bien relativos. O lo eran hasta la pasada midseason.

El aterrizaje de "Empire" fue todo un impacto. No sólo atrapó a más espectadores con cada episodio, sino que se convirtió en el fenómeno del año, en la serie de la que todo el mundo hablaba y que todo el mundo veía para poder comentarla al día siguiente con sus amigos y sus compañeros de trabajo. Los one-liners de Cookie Lyon sustituyeron a los giros locos de guión de "Scandal" entre las obsesiones del público estadounidense, y no parece que el globo se haya desinflado con el debut de la segunda temporada. Unos 16 millones de espectadores vieron el episodio, con un impresionante 6,7 en la demográfica entre 18 y 49 años, y FOX puede respirar un poco. "Empire" es un éxito de la vieja escuela, de los de reunir a un montón de gente delante del televisor, y aunque los comentarios en las redes sociales sean ya indisociables del consumo televisivo, nadie quiere arriesgarse a quedarse fuera de la conversación por ver el capítulo de la semana unos días más tarde.

Pero lo de "Empire" era una segunda temporada y, además, estrenada pocos meses después del final de la primera. Aunque sea una serie en la que la interacción de sus fans en internet sea muy importante, es todavía, como decimos, un éxito de los de antes. Y, curiosamente, FOX puede tener en su parrilla también un éxito de los de ahora, de los que no se miden en la audiencia en directo sino en visionados en diferido y en visibilidad. Ése puede ser "Scream Queens", una serie que la cadena lleva promocionando desde hace casi un año y que, aunque debutó con cuatro millones de espectadores y un 1,7 en la demo que no son demasiado esperanzadores, su guerra puede estar en otro sitio; en el de los visionados en otras plataformas y en otros días.

Los primeros datos que la cadena tenía al respecto apuntaban a que "Scream Queens" había superado a "The Muppets" en un 28% en el sector de las mujeres entre 18 y 34 años, y mejoró bastante los datos que FOX obtuvo en la noche del martes en la primera semana de la temporada del año pasado. Sí, los fans de la comedia de terror de Ryan Murphy también la comentan a través de las redes sociales, pero están más acostumbrados a ver sus series en la web, o en Hulu, y muy pocas veces en el día de su emisión. Han asumido con mayor naturalidad esos cambios en el modo de consumo de series de los que se lleva años hablando sin parar. Curiosamente, en una misma cadena, "Empire" y "Scream Queens" pueden representar a la perfección el cambio de modelo.

Música de la semana: Como no podía ser de otro modo en una serie de Ryan Murphy, "Scream Queens" tiene un montón de canciones en cada episodio. Probablemente, "Waterfalls", de TLC, sea la más destacada del estreno, por razones obvias, pero también se escucha, muy al principio, un tema de la británica Bat for Lashes, "What's a girl to do?"
Publicar un comentario en la entrada