10 septiembre 2015

Jessica Jones en el castillo

El 20 de noviembre no sólo es el día que la última película de "Los juegos del hambre" llega a los cines, o que en España tendremos el estreno de "Ocho apellidos catalanes"; también será el día en el que se oficializará la rivalidad entre Netflix y Amazon por el dominio de los suscriptores de VOD porque ambas han decidido lanzar dos de sus series más esperadas: "Jessica Jones" y "The man in the high castle". En realidad, la vitola de "gran apuesta" y "serie más esperada" se adscribe más para la segunda, la producción más ambiciosa de Amazon en su corta vida produciendo sus propias series, pero "Jessica Jones" no es ningún descarte para Netfllix. Después de la buena acogida de "Daredevil", hay cierta presión por saber si el segundo título de la colaboración con Marvel, y con un personaje mucho menos conocido, mantiene el nivel.

Que Netflix acabe de anunciar el 20 de noviembre para su debut, coincidiendo con el de "The man in the high castle" (que hizo su correspondiente promoción en Comic-Con), no es ninguna casualidad, y es una maniobra de contraprogramación, seguramente, muy calculada por parte del gigante del streaming. Publicitariamente, va a conseguir robarle parte de la atención en los medios a la serie de Amazon, y las webs y periódicos estadounidenses utilizarán esta competencia directa para publicar multitud de artículos sobre las maniobras de Amazon para comerle algo de terreno de Netflix, y como ésta va a aprender en sus propias carnes lo que quiere decir ser la HBO del vídeo bajo demanda (que todo el mundo quiere superarte, básicamente). Probablemente, ése es el objetivo de que ambas series lleguen el mismo día, que ninguna disfrute de la atención exclusiva de los críticos.

¿Pero y la de los espectadores? Ahí, las cosas están un poco más difusas. Con las cadenas de televisión, sabemos lo que se busca cuando se programa un estreno potente para hacer frente a otro del canal rival: arañarle toda la audiencia posible e, idealmente, tener más. Pero con dos plataformas de streaming que, además, no divulgan los datos de visionado de sus series, todo se vuelve un poco más complejo. ¿Se buscará una mayor repercusión en redes sociales? ¿Ver cuál de las dos va acumulando más menciones en Twitter conforme transcurra el fin de semana, cuál dicen los usuarios que han maratoneado antes? Es posible. Eso da también visibilidad y puede crear la sensación de que una de las dos ha ganado la partida. Si "The man in the high castle" es trending topic por encima de "Jessica Jones", por ejemplo, Amazon puede utilizarlo para sacar pecho.

Sin embargo, teniendo en cuenta el modelo en el que Amazon y Netflix se basan, estrenar las dos series el mismo día no es tan crucial (o no lo parece, a priori). Sí, las dos temporadss se pondrán completas a disposición de los usuarios, pero está viéndose que este tipo de series tienen una vida media un poco más larga de lo habitual. Unos cuantos espectadores se las verán en dos días, pero los demás podrían tardar semanas en echarles un vistazo, o meses. Acaba siendo más una carrera de fondo que el sprint de los 100 metros lisos que afrontan muchos títulos emitidos de manera tradicional en televisión. Eso sí, como maniobra publicitaria, esta colisión de estrenos es todo un acierto.
Publicar un comentario