20 septiembre 2015

La chica de los tatuajes

No es fácil resistir el impulso de hacer comparaciones cuando se ven algunos capítulos piloto. En la presentación de una serie se recurre a veces a algunos trucos que muchas otras han utilizado antes porque funcionan, y si esas otras eran en su momento bastante originales, todavía con más razón. "Blindspot", el gran estreno de la NBC para el otoño, no puede evitar recordar a otros títulos porque, por ejemplo, ya se ha hecho antes lo del complicado tatuaje que cubre todo el cuerpo. Michael Scofield se tatúa la manera de escapar de la cárcel y sacar de allí a su hermano en "Prison Break", y Guy Pierce se "escribe" en la piel los recuerdos que olvidará enseguida en "Memento". Los tatuajes son muy socorridos para generar un misterio, más todavía si la persona que los lleva no se acuerda de nada.

Como si fuera Jason Bourne o el protagonista de "XIII", la chica que sale de una bolsa de viaje en Times Square sólo tiene esa tinta en su piel para averiguar quién es y por qué es ahora un catálogo ambulante de "Miami Ink". En su espalda está escrito el nombre de un agente del FBI, y ya tenemos el punto de partida de una serie que parece estar moviéndose en la línea de "The Blacklist", el último éxito reciente de NBC, en el que también arranca la trama con un personaje de intenciones poco claras entregándose al FBI. Ambas series comparten un estilo que parece estar gritando constantemente que son series de acción trepidantes, que parece temer que, si un plano dura más de un minuto, nos vamos a aburrir.

Teóricamente, el centro de todo tiene que ser esa Jane Doe, esa Juana Nadie desorientada, amnésica, pero cuyos instintos y memoria muscular son los de una agente de campo altamente entrenada y peligrosa. Es divertido que sea Jaime Alexander la encargada de darle vida porque buena parte del público empezó a conocerla siendo también una chica sin memoria, sin ombligo, y con habilidades especiales en "Kyle XY". En el piloto, Jane recuerda a veces a aquel personaje con sus miradas de incomprensión e indefensión, pero ella tiene un lado letal que tiene que aportar buena parte del misterio. "Blindspot" ya va dándonos alguna pista sobre dónde estaba metida Jane, pero no demasiadas, que la intriga tiene que durar aún bastante.

El primer capítulo es mucho ruido y pocas nueces, establece el funcionamiento de la serie para los siguientes episodios (a tatuaje por semana) y planta un par de semillas que, probablemente, irán germinando durante varios capítulos, si no para toda la temporada. Alexander da el pego de esa Jane Doe, pero el protagonista masculino, Sullivan Stapleton, está demasiado intenso. Estos agentes especiales del FBI que parecen ir perdonando la vida a todos sus compañeros son un cliché demasiado utilizado. ¿Evolucionará "Blindspot" hacia algo más interesante?

Música de la semana:  Otro de los estrenos de mañana en la televisión estadounidense es "Minority report", en FOX, que continúa la trama de la película del mismo título. Ya la comentaremos en más detalle (sobre todo si su pareja protagonista busca seguir el camino de la de "Sleepy Hollow", que es lo que parece), pero nos quedaremos con la canción que cierra su piloto, "It was a good day", de Ice Cube. El rapero está de nuevo de moda en Estados Unidos por "Straight outta Compton", la película que cuenta el ascenso de su ex grupo, N.W.A.
Publicar un comentario en la entrada