25 febrero 2007

It's a wonderful night for an Oscar...

Ya están aquí. Se acabó, por fin, la interminable temporada de premios de Hollywood y esta noche se entregan los Oscars. Como ya lo hemos comentado todo, y hemos hecho nuestra quiniela, sólo os voy a dejar con un verdadero fenómeno de las presentaciones de los Oscars, Billy Crystal, cuya marca de la casa era empezar con una canción en la que hablaba de todas las películas nominadas, y que empezaba con esa frasecita del título. Éste es el comienzo de la ceremonia de entrega de 1997, la que ganó "El paciente inglés". Nominada con ella estaban "Secretos y mentiras", "Fargo", "Shine" y "Jerry Maguire".

Publicar un comentario