03 febrero 2007

Me estoy quitando

Al final, tanta promoción y tantos maratones tenían que dar sus frutos, y La Sexta ha conseguido pasar del 5% de cuota de pantalla, y superarpor primera vez a Cuatro, gracias a "Prison Break", lo que es una barbaridad para una cadena que promedia, como mucho, un 2%. El jueves pasado pusieron los dos primeros capítulos de la segunda temporada, que son los que lograron esta hazaña en un día en el que "Cuéntame" y los realities de Telecinco se lo llevan todo. Como resultado, una serie que me tenía cada vez más enganchada, y que finalizó el jueves, "The Closer", se queda en un triste 5%, subiendo a casi el 7% con el segundo episodio, que era repetido.
El último capítulo de la segunda temporada de "The Closer", dirigido por Kevin Bacon, no estuvo mal. A mí no me terminaba de convencer todo el rollo ése de la CIA, pero luego resultó desarrollarse bien en la forma en que se muestran todos los personajes. Ya dijimos que ésta es una serie en la que los aspectos personales de los policías se muestran a través de pequeños detalles (la mirada que Brenda le dedica al cuadro descolgado al final, el montaje paralelo entre Brenda explicándole a Gabriel cómo anunciar una muerte, y el momento en el que Gabriel lo hace, siguiendo sus directrices), y entre ellos y la personalidad de Brenda, es una serie de policías que, para mí, supera a todas las de la misma temática que se emiten en España ahora mismo. Claro que tiene una fórmula que resulta muy evidente (últimamente, a Brenda le viene la inspiración para resolver un caso en el momento más inesperado, como le ocurría a Jessica Fletcher en "Se ha escrito un crimen", o como le pasada a House cuando pasaba consulta), pero también es muy divertida (Flynn y Provenza son un dúo cómico estupendo).

Es una lástima que se acabe, porque ahora, los jueves, ya no queda nada en la tele y tendré que tirar del P2P (lo que tampoco es mala opción). Hace ya tiempo que abandoné "Sin rastro", que me empezaba a aburrir, "Numb3rs" nunca me ha llamado demasiado la atención (y Rob Morrow está de un viejo...), "Anatomía de Grey" no me va y en cuanto a "Prison Break"... Ayer conseguí ver, por fin, el primer episodio tras el parón invernal en EE.UU. Confirmo la impresión que me dio antes de ese parón. Los giros constantes en la trama y los golpes de efecto empiezan a cansarme, y creo que la voy a abandonar en breve. Yo sólo puedo ver las series a ritmo de emisión en USAmerica los fines de semana, y me parece que prefiero dedicarlos a otras que, la verdad, están llegando a un punto frakkin' interesante, incluso con interrogatorios alucinatorios por las drogas.
Publicar un comentario