15 octubre 2007

Dame oscuridad

Este verano, cuando Ron Moore y el guionista Michael Taylor hablaron ante los críticos sobre "Razor", los dos la presentaron como una mirada un poco más oscura, si eso es posible, al ataque cylon contra las doce Colonias y bromearon diciendo que "es tan oscura que, en realidad, no ves lo que está pasando" y que iban a "vender gafas oscuras para que ni siquiera puedas ver la pantalla". Estas chanzas vienen muy a cuento sobre una tendencia muy curiosa que se ha establecido en el cine y las series de un tiempo a esta parte, potenciada probablemente por la guerra contra el terror del gobierno de George Bush: la "oscuridad" de las tramas.

¿A qué se refieren con oscuridad? Por lo general, y resumiendo mucho, a cierta ambigüedad moral, personajes con muchos conflictos y situaciones complejas que no ofrecen ninguna solución clara. Añadirle a una película o serie la etiqueta de "oscura" le da, a priori, cierto prestigio o, por lo menos, nos indica que sus creadores quieren hacernos ver que se han tomado la historia muy en serio y que la van a mostrar con todas sus dobleces y zonas grises. En la gran mayoría de los casos, la oscuridad no pasa de una fotografía más fría y tenebrosa y de unos cuantos planos contrapicados, porque trama y personajes siguen siendo más simples que una ameba.

Por lo menos, lo que sí ha conseguido esta "moda oscura" es poner en la palestra personajes potencialmente fascinantes repletos de culpas por las consecuencias de sus decisiones, una moralidad con una infinita variedad de tonos grises y la capacidad de cometer actos despreciables y hazañas heroicas. Los superhéroes, como bien se refleja en "Watchmen", son terreno abonado (y no en vano Batman es apodado "el Caballero Oscuro"), igual que cualquier otro personaje con acceso a un gran poder, desde políticos a abogados, médicos o policías.

P.D.: Han tardado tres años pero, al final, "Medium" ha incluido su homenaje a la escena más famosa de "Carrie", sólo que Allison no es la protagonista, sino su hija Ariel. Las visiones de las niñas cada vez son más nítidas...
Publicar un comentario