08 octubre 2007

Mirada de extraterrestre

Además de "Pushing daisies", había otro piloto que había levantado expectación antes del comienzo de la temporada de otoño: "Aliens in America". Esta telecomedia de The CW toma el punto de partida clásico del adolescente inadaptado en el instituto de un pueblo pequeño del Medio-Oeste estadounidense y añade un ingrediente con mucho potencial: un estudiante de intercambio de Pakistán. Las diferencias y los malentendidos culturales siempre han dado mucho juego para la comedia, y un musulmán en medio de la América profunda de la "guerra contra el terror" es una situación que no se puede desaprovechar, aunque está llena de minas en firma de posibles retratos irrespetuosos que te granjeen las enemistades de parte del público.

Por lo visto en el piloto, la serie va a sortear esas minas riéndose de las reacciones de los habitantes del pueblo ante las costumbres de Raja, y de la proverbial ignorancia de los estadounidenses de todo lo externo a su pueblo. El "debate" que monta una profesora en el primer día de clase de Raja es antológico. Éste, por su parte, corre siempre el riesgo del estereotipo, pero apunta ciertas cosas al final del capítulo que anuncian un desarrollo más tridimensional. El vínculo que se crea entre Raja y Justin, el de dos personas que no encajan en su entorno, será uno de los pilares de la serie, eso y las reacciones de la familia de Justin. Los fans de "Las chicas Gilmore" se alegrarán de ver de nuevo a Scott Patterson, pero la que garantiza las mejores risas en el piloto es Amy Pietz, que ha pasado de la bailarina de "Los líos de Caroline" a madre de adolescentes. También es un punto ver a Christopher B. Duncan como el consejero del instituto, sobre todo después de que fuera el misterioso Clarence Wiedman de "Verónica Mars".

Por ahora, el piloto de "Aliens in America" ya se ha proyectado en unos cuantos institutos de EE.UU. para fomentar el debate entre los estudiantes sobre la forma en que son percibidos aquéllos que no sólo son muy diferentes de nosotros sino que, además, los poderes políticos se empeñan en señalar como el enemigo. Su apuesta por la tolerancia y por el famoso "en el fondo todos somos iguales" no quita para que tena el potencial de convertirse en una mirada muy divertida hacia la adolescencia. Y, como colofón, su sintonía es "Peace, love & understanding", de Elvis Costello.
Publicar un comentario