18 noviembre 2007

La frialdad del acero

ALERTA SPOILERS: A continuación pueden desvelarse algunos aspectos del capítulo especial de "Galáctica", "Razor", de los que a lo mejor no quieres enterarte si aún no lo has visto. Especialmente, su revelación final.

Según Ron Moore, el título de "Razor" viene por una frase que se dice en la película "Patton", en la que el general habla del adiestramiento de sus soldados en estos términos: "En unos 15 minutos, vamos a empezar a convertir a estos chicos en fanáticos, en cuchillas. Perderán su miedo a los alemanes. Quiera Dios que nunca me pierdan el miedo a mí". El pequeño monólogo de la almirante Cain que abre la película, en el que habla sobre la necesidad de tomar decisiones y vivir después con sus efectos, sin arrepentirse, sería como la continuación de esa frase de Patton. Ella misma se ha convertido en una cuchilla y debe afrontar ese hecho y seguir adelante.

Cain siempre ha sido un gran personaje. Sin embargo, en "Razor" la verdadera protagonista es la teniente Kendra Shaw, una oficial a la que Cain moldea según sus convicciones y que representa a la perfección la desconexión emocional y la soledad de las "cuchillas". En la película, a Cain se le saca poco partido, pero es que también ésta intenta introducir en poco menos de 90 minutos tal cantidad de cosas que, como señala la crítica de "Wired", desearías haber leído spoilers. Sabe a poco (no soy la única en pensar así). Habría estado bien haber visto algo más de Gina, aunque sólo con ese apretón en el brazo que comparte con Cain sabemos perfectamente que su traición dolió mucho más de lo imaginado. Y la leyenda cylon sobre el primer híbrido podría haber sido más explicada, si bien aquí he de explicar que tengo debilidad por estas tramas en las que el pasado extiende su sombra hasta el presente y determina algunas de las cosas que van a pasar.

Lo que nos lleva, finalmente, a la revelación que el híbrido original le hace a Shaw cuando están los dos a punto de morir. Que Starbuck es un desastre para ella misma, y para los que la rodean, está perfectamente claro. Ella es consciente de eso, y así deja al pobre Lee después de aquella noche de confesiones (y algo más) en Nueva Caprica. Creo que confirma mi teoría de que es un híbrido, pero falta por saber si los cylones la crearon a propósito, si fue un afortunado accidente, si la destrucción de la Humanidad a la que se refiere el híbrido es literal (ya sabemos que éstos no siempre dicen lo que quieren decir), qué es la Tierra y si alguna vez llegarán allí.

Música de la semana: Esta semana se han cumplido 55 años del estreno de "Bienvenido, Mr. Marshall", aquella película hecha al alimón entre Juan Antonio Bardem y Luis García Berlanga que radiografiaba, con humor surrealista e ironía, la situación de la España pobre y desesperada de los años 50. Entre los muchos hallazgos de la película se encuentra la canción "Americanos", en la que se nota la mano del otro guionista de la cinta, el dramaturgo Miguel Mihura.
Publicar un comentario