24 noviembre 2007

Visitas entre amigos

Los crossover son algo bastante curioso. Son un cruce de personajes de dos series que no tienen nada que ver, en el que uno de ellos se integra en la trama de los otros. Pueden terminar derivando en spin-offs, tramas paralelas... Hace unas semanas, la televisión estadounidense pudo ver uno entre "CSI" y "Sin rastro" que es uno de los ejemplos más clásicos: uno de los protagonistas de una de las series "pasa" un capítulo en la otra serie. En esta ocasión, eran Jack Malone y Gil Grissom los que intercambiaban posiciones siguiendo el rastro de un asesino en serie. La investigación empezaba en Las Vegas y terminaba en Nueva York.

Me falta por ver justo el capítulo de "Sin rastro" en el que se resuelve la investigación, y Grissom viaja a Nueva York en un movimiento con una justificación mucho más difícil que el desplazamiento de Malone a Las Vegas. Su integración con el equipo del laboratorio forense es bastante natural e incluso da para un par de buenos golpes, como el peloteo frustrado de Hodges a Jack y la manera en que éste se refiere al despacho de Grissom ("¿Ésta es tu oficina? ¿De verdad? ¿A propósito?"). Lo dos tienen una dinámica bastante más natural que la de, por ejemplo, Horatio y Mac en los dos crossover que ha habido entre las franquicias de "CSI" de Miami y Nueva York. Esos dos se parecen demasiado y el capítulo funciona mejor, como toda buena buddy movie, con dos personalidades algo más contrapuestas, como las de Jack y Grissom.

P.D: Yo también he recibido mi ración de bofetadas de Marshall... Habría estado bien un crossover entre los episodios clásicos de Acción de Gracias de "Friends" y el de "Cómo conocí a vuestra madre". No quiero ni imaginar una cena cocinada al alimón entre Mónica y Lilly.

Oh, antes de que se me olvide. La primera de las cuatro películas en DVD de "Futurama", "Bender's big score", ya circula por ahí, y contiene un gran homenaje a "Galáctica" (la original, probablemente).
Publicar un comentario