06 noviembre 2007

A las barricadas

Los sindicatos del show business hollywoodiense son realmente peculiares. Son una mezcla extraña entre lo que entendemos por aquí por un sindicato convencional y algo más parecido a un colegio profesional, ya que pelean por conseguir que sus miembros tengan unas mejores condiciones laborales y, al mismo tiempo, a veces impiden trabajar a quienes no están afiliados al sindicato de su ramo (creo que esto es muy común con los directores de fotografía). La huelga convocada por el Writers Guild of America (WGA, dividido en las secciones Oeste y Este), el sindicato de guionistas, los ha traído a la palestra porque puede ser la primera de otras huelgas si los sindicatos de actores (SAG) y directores (DGA) no llegan a un acuerdo con los estudios para la renovación de sus respectivos contratos, que finalizan en junio.
Este paro, además, tiene otras características particulares (que Chica de la tele apunta muy bien). Por ejemplo, en "The Office" hay varios actores que son también guionistas de la serie, como B.J. Novak., que se encuentran en el dilema de que su contrato como actores los obliga a terminar de rodar los capítulos que estén en producción, pero su condición de afiliados al WGA los lleva a tener que secundar la huelga. De hecho, podría darse el caso de que el WGA los demandara si fueran a trabajar. Curioso, ¿no? A Tina Fey (cuya foto en los piquetes de Nueva York ha salido en todas partes) le pasa lo mismo en "30 Rock", con el agravante de que ella es, además, la productora ejecutiva de la serie.

El tema es bastante farragoso, pero si queréis seguirlo al detalle, hay multitud de webs donde podéis hacerlo. Variety y Los Angeles Times tienen sus propios blogs sobre el paro (Scribe Vibe y un Show Tracker dedicado en exclusiva a ello), el blog "oficial" de la huelga es United Hollywood, y Ken Levine hace unos resúmenes verdaderamente divertidos de todo el asunto, y su experiencia en los piquetes ("Afrontémoslo. No somos un sindicato guapo. Nunca nos confundirán con el SAG"). También sigue estando nuestra vieja amiga Galactica Sitrep, que lleva haciendo un seguimiento exhaustivo desde hace tiempo. Todos los implicados afirman su confianza de que la huelga dure menos que la de 1988, que se prolongó durante seis meses. Aquélla empezó en marzo, cuando la producción en las series ya ha terminado, y ésta, sin embargo, ha comenzado con todas las series en plena producción, por lo que los guionistas confían en "golpear" pronto y fuerte a los estudios para volver a las negociaciones y que el paro se acabe antes de que los espectadores lo noten.

Sin embargo, la pelea por un porcentaje de los ingresos que los estudios reciban por la descarga de series en Internet y los contenidos generados para teléfonos móviles parece enquistada y, además, los negociadores de los estudios se sienten engañados porque, mientras todavía estaban reunidos el domingo con el comité negociador del WGA, la diferencia horaria con la Costa Este provocaba que ésta ya estuviera en huelga. Por cierto, en este anuncio del sindicato se ven todos los productores ejecutivos que s suman a la huelga. Y son muchos.

El de la foto, por cierto, es James L. Brooks, productor ejecutivo de "Los Simpson" y ganador de tres Oscars por "La fuerza del cariño".
Publicar un comentario