26 noviembre 2007

Una cosecha extraña

Si las negociaciones entre guionistas y estudios, que se retoman hoy, no consiguen desconvocar la huelga antes de final de año, esta temporada televisiva se dará por terminada en diciembre y las cadenas aprovecharán para hacer limpieza de sus parrillas. Muy pocas series nuevas han funcionado y, excepto en casos como el de "Viva Laughlin", que cayó fulminada a las primeras de cambio, los estrenos que no hayan conseguido temporada completa desaparecerán en cuanto no haya más capítulos nuevos que emitir.

No se puede decir que yo haya seguido muchas de estas series nuevas (aunque les concederé una oportunidad a "Life", que vive en el alambre, y "Samantha Who?", que ha tenido un rendimiento mucho mejor), y de las que he visto, pocas se pueden salvar. Abandoné "Journeyman" en el tercer episodio y, aunque parece que a partir del cuarto empieza a dibujarse algo más la razón por la que Dan viaja en el tiempo, le encuentro un hándicap difícil de superar: la mujer y el hermano de Dan son muy aburridos, y lo peor es que salen demasiado. Es justo lo contrario de lo que pasa con "Bionic Woman", que lo mejor de la serie, Sarah Corvus, aparece con cuentagotas. Eso sí, cuando lo hace, se lleva el show de calle. Sin embargo, esta nueva mujer biónica tampoco termina de convencer. Parece que los responsables no tienen muy claro qué dirección debe tomar, por lo que nunca despega. Lástima.

Una en la que tampoco termina de desatarse todo su potencial es "Reaper". Nos han dejado entrever que algo raro pasa con el padre de Sam y el contrato que firmó con el Diablo por su alma pero, por ahora, lo que vemos son las desventuras de Sam y sus colegas frikis persiguiendo a las almas fugitivas del Infierno. Yo me lo paso muy bien con esta serie, en especial con Sock y sus estupideces y con las maquinaciones retorcidas del Diablo, pero es cierto que, por ahora, no pasa de ser un entretenimiento simpático. Por ahí discurría también "Aliens in America", pero aquí los retrasos en conseguir los subtítulos me han obligado a tener tres episodios en cola.

De todos los estrenos, sólo hay dos que me tienen enganchada. Uno es "Damages", que ha sido una de las sorpresas del verano y del que no me importa que me engañen y me oculten información para darme después la gran sorpresa. Sólo por ver a Patty Hewes (Glenn Close) y Arthur Frobisher (Ted Danson) desplegando todas sus armas vale la pena. El otro es "Pushing daisies", que ha conseguido superar la rapidez de los diálogos de "Las chicas Gilmore" (lo que parecía imposible) y tiene en Emerson Cod (Chi McBride) una fuente de diversión asegurada capítulo tras capítulo. Los guiños a películas clásicas y canciones de todo tipo, las situaciones absurdas, esa relación entre Ned y Chuck que, a veces, parece trasplantada directamente desde una comedia del Hollywood clásico... Aguantará hasta final de temporada, pero temo por su supervivencia más allá.

Música de la semana: Además de recordarme a Libby, los capítulos de "Perdidos" que puso La 2 el pasado miércoles dejaron una cancioncita muy animada, "Shambala", de Three Dog Night. Es la que suena en la furgoneta hippie de Dharma cuando Hurley la arranca y, además, su título hace referencia a un mito budista.
Publicar un comentario