14 septiembre 2008

En la frontera

1.- La expresión fringe science es utilizada en inglés para designar algo situado entre la ciencia y la pseudociencia, o las paparruchas, como decían en una crítica, y ése es el terreno por el que J.J. Abrams no ha dejado de repetir que se moverá su nueva criatura, "Fringe". Habrá que esperar hasta el segundo o tercer capítulo para ver si de verdad puede ser una serie entretenida con menos delirios de grandeza, porque el piloto está bien pero, como digo, se toma a sí mismo demasiado en serio en algunos momentos. El Patrón es demasiado grandilocuente para ser el primer capítulo, pero al menos Walter Bishop puede ser un verdadero hallazgo; brillante, un poco loco, quizás con ideas peligrosas, pero frágil y deseoso de volver a ser útil. Y Broyles es una mezcla entre Walter Skinner y Garganta Profunda, porque sí, por mucho que Abrams y compañía se queden afónicos de repetir que no es lo mismo, "Fringe" podría ser el "Expediente X" del siglo XXI. Lo cual, dicho sea de paso, a mí no me importa lo más mínimo. Primero, que sea entretenida y un poco interesante, y lo demás ya vendrá solo. Y sólo por ver a Lance Reddick haciendo de lo que mejor se le da (de jefe estricto, pero justo, un poco más misterioso que su Daniels de "The Wire"), ahí voy a estar esperando pasar un buen rato. No le pido más, por ahora. Bueno, ya sabéis lo que me gusta buscar comparaciones, así que ahí va la fórmula para hacer "Fringe": "Expediente X" + "Torchwood"+ "Perdidos" + "La celda" (en el piloto, al menos, y referido al "sueño" de Olivia Dunham).

2.- Esto sí que no me lo pierdo. César Millán, el encantador de perros más new age y adictivo (lo es, reconozcámoslo) de la televisión se pasará el próximo miércoles por "Bones". Me lo estoy pasando mejor que nunca con estos trastornados, así que no va a estar nada mal oír como Millán le dice a Booth eso de "disciplina, ejercicio y cariño. Por ese orden".

3.- Si estáis un poco al tanto de lo que se cuece en la campaña electoral estadounidense, sabréis que la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, es la candidata a vicepresidenta que el republicano John McCain ha elegido. Aparte de sus "peculiares" (seamos generosos) opiniones sobre el aborto o lo que habría que hacer con Rusia, lo que más ruido ha levantado entre los blogs teléfilos es su enorme parecido con Tina Fey. Así que no es de extrañar que, después de aquel mítico "Bitches get stuff done! Bitch is the new black!", Fey haya vuelto a "Saturday Night Live" para hacer, precisamente, de Palin. Sé que no hay subtítulos, perdón de antemano.



4.-Creación friki del mes: los créditos de "Star Trek: La nueva generación" pasados por "Vacaciones en el mar". Sensacional. Y no os perdáis los de la "Star Trek" original como "El equipo A". Grande ese Fénix Spock.



Música de la semana: "El intermedio" ha vuelto a La Sexta con unos cuantos cambios en el plató y entre los colaboradores. También han cambiado la sintonía inicial, si mis oídos no me engañaron, y se han decantado por "Rock 'n' roll is dead", de Lenny Kravitz. Lo que me ha llevado a pensar en "Corazón, corazón" y su uso de "Peach", de Prince, curioso, cuanto menos.

12 comentarios:

Clark Kent dijo...

El piloto de Fringe es La Celda total. No sé yo si el director de aquella, Tarsem noséqué, podría considerar una demandita.

MacGuffin dijo...

Que no se emocione, que "La celda" era una ida de olla...

Sunne dijo...

lo de Tina Frey es muy bueno pq se parece un montón.

Moltisanti dijo...

Como bien dices habra que esperar hasta ver unos cuantos capitulos de Fringe para ver que s epuede esperar de ella.

Lo de Tina Frey y la Palin es brutal, son calcadas!!!!!

Versi dijo...

El vídeo es buenísimo, la parte de que puede ver Rusia desde su casa, Dios abrazandonos más fuerte, Can you believe it Hillary?... y encima el parecido es asombroso aunque Fey ganan a Palin en todo!!

Ánade dijo...

Estoy de acuerdo contigo con todo lo de Fringe. A mí el piloto no me acabó de convencer, pero creo que, si se lo proponen, pueden hacer de ella una serie muy interesante. Habrá que tener paciencia y confiar un poco en el buen hacer de JJ(aunque, sinceramente, a Abrams no le vendría nada mal un fracaso para que se le bajen un poco los humos).

Anónimo dijo...

Fey is the new God. Tengo mono de 30 Rock!!!

A mí Fringe me da bastante pereza después del preair... pero supongo que si le he dado una oportunidad al placer culpable que es 90210, tendré que darle también una oportunidad a Fringe :P

salu2

p.s. por cierto, estos días hemos visto Jekyll. Graaaaande Hyde! Los dos últimos capítulos decepcionan un poco, pero Hyde es mucho Hyde.

ALX dijo...

Fringe me da taaanta pereza.

Edu dijo...

Yo me hice a la idea de que todo lo que pasa desde que meten a la prota en el tanque de privación sensorial no es real y mira, así conseguí engancharme, cualquier cosa que pase ahora me va a parecer interesante. Raro que es uno xD

MacGuffin dijo...

Ahí estamos, edu, mentalidad positiva ante todo :-)

Grande Hyde, Lady, indiscutible, y grande, en el vídeo de SNL, ese momento de Hillary de "no me vengas con tus gafas de Tina Fey" XD.

Crítico en Serie dijo...

Es una lástima que la audiencia no diera su respaldo a Fringe. Nueve millones para un estreno de este calibre es muy decepcionante. Más que nada, que incluso Women's Murder Club o Cashmere Mafia lograron llegar a los 10 millones en su estrena, y ambas se acabaron estrellando.

Esperemos que al ser episodio autoconclusivos la gente se vaya enganchando. Y que vigile con el segundo episodio...

(y tiene razón Lady Madonna al decir que "Fey is the new god". Qué mujer. Todo lo que hace me parece sobervio, y no puedo dejar de esperar que llegue a nuestras pantallas la película que protagoniza diría que con Poehler. Aunque no la escribiera ella, si participó esperemos que fuera porque tenía algo de su estilo.)

MacGuffin dijo...

Las audiencias no están siendo para tirar cohetes casi para ningún estreno, y todo dependerá de si Fox tiene paciencia con "Fringe". Su antecesora, "Expediente X", fue renovada por una segunda temporada tras acabar la primera en el puesto 104 (o así) de los programas más vistos. Pero eran otros tiempos, claro.