14 septiembre 2008

En la frontera

1.- La expresión fringe science es utilizada en inglés para designar algo situado entre la ciencia y la pseudociencia, o las paparruchas, como decían en una crítica, y ése es el terreno por el que J.J. Abrams no ha dejado de repetir que se moverá su nueva criatura, "Fringe". Habrá que esperar hasta el segundo o tercer capítulo para ver si de verdad puede ser una serie entretenida con menos delirios de grandeza, porque el piloto está bien pero, como digo, se toma a sí mismo demasiado en serio en algunos momentos. El Patrón es demasiado grandilocuente para ser el primer capítulo, pero al menos Walter Bishop puede ser un verdadero hallazgo; brillante, un poco loco, quizás con ideas peligrosas, pero frágil y deseoso de volver a ser útil. Y Broyles es una mezcla entre Walter Skinner y Garganta Profunda, porque sí, por mucho que Abrams y compañía se queden afónicos de repetir que no es lo mismo, "Fringe" podría ser el "Expediente X" del siglo XXI. Lo cual, dicho sea de paso, a mí no me importa lo más mínimo. Primero, que sea entretenida y un poco interesante, y lo demás ya vendrá solo. Y sólo por ver a Lance Reddick haciendo de lo que mejor se le da (de jefe estricto, pero justo, un poco más misterioso que su Daniels de "The Wire"), ahí voy a estar esperando pasar un buen rato. No le pido más, por ahora. Bueno, ya sabéis lo que me gusta buscar comparaciones, así que ahí va la fórmula para hacer "Fringe": "Expediente X" + "Torchwood"+ "Perdidos" + "La celda" (en el piloto, al menos, y referido al "sueño" de Olivia Dunham).

2.- Esto sí que no me lo pierdo. César Millán, el encantador de perros más new age y adictivo (lo es, reconozcámoslo) de la televisión se pasará el próximo miércoles por "Bones". Me lo estoy pasando mejor que nunca con estos trastornados, así que no va a estar nada mal oír como Millán le dice a Booth eso de "disciplina, ejercicio y cariño. Por ese orden".

3.- Si estáis un poco al tanto de lo que se cuece en la campaña electoral estadounidense, sabréis que la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, es la candidata a vicepresidenta que el republicano John McCain ha elegido. Aparte de sus "peculiares" (seamos generosos) opiniones sobre el aborto o lo que habría que hacer con Rusia, lo que más ruido ha levantado entre los blogs teléfilos es su enorme parecido con Tina Fey. Así que no es de extrañar que, después de aquel mítico "Bitches get stuff done! Bitch is the new black!", Fey haya vuelto a "Saturday Night Live" para hacer, precisamente, de Palin. Sé que no hay subtítulos, perdón de antemano.



4.-Creación friki del mes: los créditos de "Star Trek: La nueva generación" pasados por "Vacaciones en el mar". Sensacional. Y no os perdáis los de la "Star Trek" original como "El equipo A". Grande ese Fénix Spock.



Música de la semana: "El intermedio" ha vuelto a La Sexta con unos cuantos cambios en el plató y entre los colaboradores. También han cambiado la sintonía inicial, si mis oídos no me engañaron, y se han decantado por "Rock 'n' roll is dead", de Lenny Kravitz. Lo que me ha llevado a pensar en "Corazón, corazón" y su uso de "Peach", de Prince, curioso, cuanto menos.
Publicar un comentario