24 septiembre 2008

La tormenta antes de la calma

ALERTA SPOILERS: Sé que algunos aún no habéis llegado a este punto de la cuarta temporada de "Galáctica", así que dejad de leer si no queréis enteraros de cosas que... Mejor no sigo.

En estas semanas de regresos y estrenos, hay una serie a la que se echa de menos especialmente porque, otra vez, no vamos a ver capítulos nuevos hasta enero. No, no me refiero a "Perdidos", sino a "Galáctica". Al contrario que el año pasado, cuando en noviembre tuvimos un pequeño entremés llamado "Razor" para ayudarnos a pasar el mono hasta el principio de la cuarta temporada, este año no hay nada de nada. Si acaso, unos rumoreados webisodios de los que apenas se sabe nada (ni siquiera sé si siguen en pie), porque la película que Edward James Olmos ha empezado a dirigir hace poco se verá después del final de la serie, allá por junio de 2009.

¿Qué nos queda, entonces? Ver otra vez el estupendo plano secuencia que cerraba los primeros 10 episodios de esta última temporada y, por supuesto, especular como posesos. No ya sobre si ese puente y esa ciudad en ruinas pertenecen a Nueva York, sino sobre qué pasó en la Tierra entre la visita de Kara Thrace, meses atrás, y la llegada del resto de la flota (sé que hay teorías de que, en realidad, no llegan a la Tierra, pero es mucho más interesante si nuestro punto azul pálido en el cielo es su lugar de aterrizaje). Hay quien cree que Starbuck tuvo algo que ver en ese holocausto nuclear que deja cielos grises y suelos radiactivos, y también están los que piensan que, como al viajar por el espacio uno se desplaza ineludiblemente por el tiempo, puede haber pasado mucho más tiempo desde la visita de Kara y, por tanto, los terrícolas podemos habernos enzarzado en la Tercera Guerra Mundial definitiva, ésa con la que se coqueteaba durante la Guerra Fría, la que lo arrasa todo.

Es probable, también, que el Quinto Cylon esté en la Tierra y tenga parte de culpa en su destrucción, pero no me extrañaría que, inadvertidamente, la capitán Thrace anduviera detrás. El Híbrido le dice que es el "heraldo de la muerte", "the harbinger of death", expresión que se utiliza en "El planeta de los simios" para referirse al Hombre. Si bien es posible que ella ya haya cummplido esa parte de la profecía al facilitar que los cylones pierdan la capacidad de descargarse en otro cuerpo, volviéndose completamente mortales y, en ese aspecto, iguales a los humanos. De algún modo, su misión en los episodios que faltan no va a ser bonita.

Es probable que los personajes involucrados en la visión de la ópera (Sharon, Baltar, Seis, Hera y Roslin) tengan la llave del final, y tampoco descartemos que, teniendo en cuenta que los Cinco Últimos Cylones viajaron con la decimotercera tribu (también lo dice el Híbrido) que ellosd tengan algo que decir al respecto de su destrucción. Pero con "Galáctica" me pasa algo muy curioso, y es que no tengo ni la más remota idea de por dónde se encaminará en cuanto regrese en 2009. No leo spoilers, aunque sí he visto los títulos de esos episodios finales, y hay dos que me llaman la atención. Uno, simplemente porque es el mismo que un conocidísimo standard de jazz, "Someone to watch over me", y el otro porque que el último capítulo se llame "Daybreak" anticipa una noche bastante cerrada antes de que salga el Sol de la redención final.

P.D. 1: Los actores de "Galáctica" siguen apareciendo por todas partes. Las últimas en conseguir nuevos trabajos han sido Katee Sackhoff, que se apunta a los procedimentales con "Lost and found", y Mary McDonnell, que seguramente dará un buen repaso a los médicos del Seattle Grace cuando asome su presencia por la nueva temporada de "Anatomía de Grey". Y Mark Verheiden, guionista de muchos episodios, trabaja ahora en "Héroes".

P.D. 2: Los de "Camera Café" me alucinan cada día más con los homenajes y referencias que cuelan en sus sketches. La de "Bartleby, el escribiente" fue de premio, pero esta semana se han superado con dos todavía mejores. Dedicaron todo un gag a homenajear "El ángel de exterminador", de Luis Buñuel (con oveja y todo), y luego se marcaron otro a "La cabina" al final de una historia sobre los teléfonos de empresa. ¿Ya os dije que debíais verla?
Publicar un comentario