04 agosto 2011

Soledades seriéfilas

Una de las mejores cosas que tiene Internet para los devoradores de series y demás formatos televisivos es la capacidad de compartir nuestros gustos, comentarios, predicciones y cualquier idea peregrina que se nos ocurra. Permite que, de repente, en cuestión de dos semanas, todos empecemos a ver la misma serie al mismo tiempo, espoleados por los comentarios de otros blogueros (este verano parece ser el de "Miranda"), pero también tiene su contrapartida, y es que nos encontremos de golpe muy solos cuando somos los únicos viendo una serie lituana de vampiros, por ejemplo (no menciono un anime para chicas coreano, que no sé cómo se denominan en concreto, porque sé que es un género que tiene unos cuantos fans).

Todos tenéis esa serie que sólo veis vosotros y, a lo mejor, vuestro compañero de piso, y porque le obligais. Nadie habla de ella en ningún blog, ni se recomienda por Twitter, y los gurús de la crítica ls ignoran por sistema, pero vosotros no os la perdéis ninguna semana. Mi mayor caso de soledad seriéfila es, sin duda, "Law & Order UK". No sé qué me pasa con las series de policías. Todo el mundo se dedica a ver sitcoms originales de la BBC o series rompedoras de Channel 4, y yo me engancho a los detectives de ITV ("Scott & Bailey" también era de ese canal), que encima reutilizan guiones de las primeras temporadas de "Ley y orden". Como decían en muchas películas noir cuando le ofrecían un trago a alguien, "what's your poison".

Tampoco sé cuánto más voy a seguir con ella, porque ya están con esos cambios de reparto que le permitieron a su serie madre aguantar 20 temporadas en la NBC, y que a veces a mí me llevan a abandonar (los fiscales idealistas de esta franquicia me sacan de quicio, por ejemplo). En la quinta entrega (como sólo son de 6-7 capítulos cada una, pero las ruedan de 13 en 13, van a toda carrera) tenemos nuevos acompañantes para Alesha Phillips en el ministerio fiscal, y lo más divertido es que el nuevo jefe es Peter Davison, el que fue el quinto Doctor en "Doctor Who". Es divertido porque justo Alesha, que es una de sus subordinadas, está interpretada por Freema Agyeman, acompañante del décimo Doctor en la tercera temporada de la nueva etapa de la serie, y el décimo y el quinto Doctor hasta protagonizaron juntos "Time Crash", un especial navideño para el programa "Children in need" justo al final de esa temporada. Ahora, si logran que James Callis aparezca en la policía ayudando de algún modo a Matt Devlin, el personaje de Jamie Bamber, el círculo friki se habrá cerrado (los dos salían en "Battlestar Galactica", para los despistados).
Publicar un comentario en la entrada