25 octubre 2012

Con la muerte no se juega

Seguro que todos os acordáis de Sylar, aquel villano misterioso y brutal de la primera temporada de "Héroes", y que lanzó al estrellato a Zachary Quinto. Sylar "coleccionaba" los poderes de otros mutantes; los perseguía, los asesinaba y les abría el cráneo para acceder a su cerebro y "absorber" su poder. Todo el tramo inicial de "Héroes" nos mostraba a sus protagonistas intentando salvar a la animadora inmortal de su muerte a manos del Sylar, y después todos procuraban acabar con él. Era un gran personaje, pero un personaje que, como se demostró después, tenía fecha de caducidad, y ésa era precisamente el final de esa primera temporada. Tim Kring y compañía no se atrevieron a matarlo, como deberían haber hecho, y eso ya fue un síntoma de la debacle que fue la serie a partir de ese momento.

En "The TV Addict" se marcan hoy una entrada en la que hablan sobre las muertes de personajes favoritos de los fans pero en un sentido diferente a mi opinión sobre Sylar; ellos creen que esas muertes muchas veces no son más que recursos baratos (hay que decir que la entrada está motivada por cierta muerte en la última temporada de "Sons of Anarchy"), utilizados por los guionistas sólo para sorprender al espectador o para cambiar la marcha de la serie. La verdad es que, a veces, la entrada parece más una queja de un fan indignado que otra cosa, pero aporta un punto de vista que tampoco hay que descartar. ¿Cuándo es válido matar a un personaje? ¿Cuándo una muerte está justificada, o la serie "se la ha ganado", y cuándo es totalmente gratuita?

Podemos poner "cienes y cienes" de ejemplos de unos casos y de los otros, y probablemente de cada uno de ellos podamos estar discutiendo durante horas. ¿Tenían que morir todos los que mueren en la sexta temporada de "Perdidos"? ¿Aportaba algo una impactante muerte al principio de la primera temporada de "Once upon a time"? ¿En serio preferimos que ningún personaje muera, que la serie vaya a lo seguro? Aunque siempre hay espectadores que descartan todas esas muertes como "tirar por lo fácil", como si matar a un personaje fuera a ser tan secillo (aunque probablemente los guionistas de "Embrujadas" estuvieran deseando matar a Prue). Por lo general, nuestras expectativas nos llevan a estar convencidos de que los protagonistas principales nunca morirán, a no ser que sea en el último capítulo, razón por la que muchas de las situaciones peligrosas en las que los pueden poner terminan teniendo poca resonancia emocional. ¿Pero y si de repente uno de ellos muerde el polvo de verdad? Si está bien llevado, puede ser un gran momento de la serie. Preguntadles a los fans de "Buffy", a ver qué os dicen de su quinta temporada.
Publicar un comentario