28 octubre 2012

La resurrección de los pilotos fallidos

Los críticos estadounidenses llevan toda la semana recordando algo que solía ser práctica habitual en verano por parte de las cadenas; la emisión de algunos de los pilotos que habían pedido para esa temporada de otoño pero que luego no habían conseguido dar el paso de convertirse en series. Así se rellenaban horas de programación con capítulos por los que la cadena había pagado de todos modos, y a los que se podía sacar cierta rentabilidad. Con la proliferación de los realities, dicha práctica se abandonó y se volvió algo bastante poco común.

Sin embargo, de vez en cuando, alguno de esos pilotos muertos antes de tiempo tienen una segunda vida en televisión, una segunda vida que no garantiza que realmente van a rescatarlos del limbo. Hace algunos años, Fox emitió en verano el de "Virtuality", una interesante serie de ciencia ficción de Ron Moore y Michael Taylor que no fue más allá porque había dudas sobre cómo podría ser su esquema semana a semana, pero cuyo piloto apuntaba a ser bastante mejor que muchas de las películas de ciencia ficción espacial recientes. FX repitió la táctica hace unos meses con "Outlaw Country", una serie que iba a mezclar el crimen organizado con la escena musical de Nashville, y que no salió adelante porque, al parecer, guardaba demasiados puntos en común con "Justified", y la NBC se ha apuntado también al carro esta semana al mostrar al público el piloto de "Mockingbird Lane", el remake de "La familia Monster" desarrollado por Bryan Fuller.

Hay algo de confusión sobre el estado del proyecto, porque hay quien dice que la NBC no va a transformarlo en serie, y otros decían que esperarían a ver la audiencia que tenía el pasado viernes (se quedó en un 1,5 en la demo). El caso es que la cadena optó por intentar recuperar parte de lo invertido, que se rumorea que han podido ser unos diez millones de dólares, emitiendo el piloto como una especie de especial de Halloween, y al menos hemos podido comprobar que estos Monster de Fuller no eran exactamente como los de la comedia de los 60, y no sólo porque Portia de Rossi sustituya a Yvonne de Carlo. Para empezar, la idea de Fuller no era hacer una sitcom de media hora, sino un drama de una hora con toques de comedia y de fantasía y terror, y tal vez eso es lo que ha echado para atrás a los ejecutivos de NBC.

Las andanzas del abuelo (mucho más metido en su papel vampírico que en los 60) pueden ser bastante gore y macabras para una serie familiar, con su intento de "esclavizar" a todos los vecinos, y aunque el conflicto del hijo como hombre lobo está bastante bien tratado, quizás también podía derivar a cosas demasiado oscuras. Está claro que Fuller se toma totalmente en serio el hecho de que sean monstruos, de que Hermann esté construido de las partes de diferentes hombres y de que no todas funcionen adecuadamente, por ejemplo, y eso puede derivar, como mucho, a un humor negro que probablemente tenga difícil encaje en la parrilla de NBC. Lo que se ve enseguida es que "Mockingbird Lane" iba a ser muy Fuller, y ya sabemos que eso quiere decir que, inevitablemente, como mucho podía aspirar a serie de culto, más que a éxito masivo.

Pero no todos los pilotos en el limbo acaban en la "basura". David Lynch transformó uno de ellos, que ABC no quiso, en la película "Mullholland Drive", y de pasó lanzó la carrera de Naomi Watts. A veces realmente tienen una opción de resucitar.

Música de la semana: A lo largo de las tres temporadas que llevamos vistas de "Treme", el personaje de Annie Tee ha ido pasando de música callejera con un novio que la anula a una prometedora cantante de folk con su propio grupo, Annie Tee & Her Bayou Cadillac. Los músicos que acompañan a la actriz y violinista Lucia Micarelli en la representación de esa banda son The Red Stick Ramblers, un grupo de Louisiana que tocan música tradicional cajún, jazz y folk y que tienen ya cinco discos en el mercado. Un buen ejemplo de su repertorio es "The Main St. Blues".
Publicar un comentario