04 octubre 2012

Cuestión de control

ALERTA SPOILERS: ¿Habéis conocido ya al marido de Kalinda? ¿Y al administrador judicial de Lockhart & Gardner? Si no estáis al tanto de las líneas argumentales que se lanzan en el principio de la cuarta temporada de "The Good Wife", deteneos aquí.

En los últimos Emmy, una de las historias más comentadas fue el hecho de que era el primer año en el que no había ninguna serie de network nominada a mejor drama. La que había defendido el pabellón durante los últimos dos años, "The Good Wife", se caía para dejar paso a "Downton Abbey" y mantener en el sexteto de candidatas a "Boardwalk Empire", y hubo quien dijo que no era justo que se juzgara con el mismo rasero a dramas que producen entre 20 y 23 capítulos por temporada con otros que, como mucho, llegan a 13. Cuantitativamente, probablemente no sea justo, y es evidente que cable y networks tienen modelos de producción y estándares distintos, pero cualitativamente, series justo como "The Good Wife" demuestran que en las cuatro principales cadenas pueden hacerse series que no desmerecen en absoluto esa tan manida etiqueta de "televisión de calidad" que parece que se reserva, en una maniobra muy hipster, sólo para el cable.

Evidentemente, el reto es mantener ese estatus una vez que lo has conseguido, algo que "The Good Wife" va a intentar esta temporada situando a casi todos los personajes en situaciones que escapan a su control. En la reseña de Vulture de su primer episodio apuntaban precisamente eso, que es significativo que la primera escena de Alicia nos la muestre en el asiento trasero del coche, durmiendo, y que luego no sea capaz de reconducir la situación de su hijo con el policía de carreteras. Puede muy bien ser un indicativo de que el aspecto que ella cree controlar bien, que es el apoyo a la campaña a gobernador del estado de Illinois de Peter mientras mantiene al margen de ella su vida privada, muy pronto se le va a ir de las manos. Y como a ella, lo mismo les ocurre a Diana y Will, que ya no tienen control directo sobre un bufete que ha caído finalmente en la quiebra, y a Kalinda, que es incapaz de controlar la relación con su marido.

Ese último aspecto va a ser uno de los más complicados de este inicio de temporada no sólo por la difícil línea en la que se mueve la relación de los dos, marcada por la atracción y la violencia, sino porque llevamos cuatro años oyendo hablar del marido de Kalinda y de que ésta huyó de él y se cambió el nombre para que no pudiera encontrarla. Eso establece unas expectactivas que son complicadas de cumplir, aunque Marc Warren dé perfectamente el tipo de hombre imprevisible e inquietante. Los King, de todos modos, tienen entre manos dos de las tramas que, tradicionalmente, mejor le funcionan a la serie, como son los problemas para mantener Lockhart & Gardner y las campañas políticas de Peter, que sacan todo el provecho a Eli Gold, y muy mal tienen que hacerlo para que esas dos no sean igual de interesantes que siempre.

P.D. podcastero: De nuevo un poco más tarde de lo habitual os dejo la nueva entrega de "Yo disparé a JR". Nuestra invitada esta semana es Montse Cebrián, de "ByTheWay", con la que hablamos de la séptima temporada de "Doctor Who".

Ir a descargar

- 0’: "Partners"
- 11’: "Vegas"
- 23’: "The Good Wife"
- 41’: "Doctor Who"
- 69’: "Fringe"
- 81’: La serie que podemos ver todos juntos.
Publicar un comentario en la entrada