09 enero 2014

Los negocios de la familia Crowe

Hace tiempo quedó establecido que los delincuentes tirando a estúpidos son una de las características de "Justified". Se dedican al crimen porque no tienen habilidad para otra cosa y, en la zona en la que viven, y con los recursos de que disponen, no hay tampoco muchas más salidas. Casi toda su familia se dedica al trapicheo y contrabando de sustancias de lo más variado, así que ellos entran en el "negocio familiar" y se dedican a ser ahí los peones, como quien dice, no el cerebro que toma las decisiones porque eso, cerebro, es precisamente algo de lo que no van muy sobrados. Pero no debemos pensar que porque sean tontos son más fáciles de atrapar por parte de los marshals, al contrario. Su estupidez los convierte en impredecibles, en tipos de gatillo fácil que muy a menudo sólo ven la solución más engorrosa y, a priori, más fácil; la de matar a todo el mundo. Lo vimos en los hijos de Mags Bennett y lo hemos visto con los sucesivos sicarios y ayudantes de Boyd Crowder y, especialmente, con Dewey Crowe.

Su cortedad mental ha ofrecido a la serie algunos de sus mejores momentos humorísticos (el dúo con Dickie Bennett era insuperable), momentos que al mismo tiempo podían ser patéticos o estar llenos de tensión. Dewey es uno de esos personajes que sólo pueden existir dentro del microcosmos de "Justified", y para esta quinta temporada, la serie ha decidido que un solo Crowe no es suficiente, así que los nuevos grandes villanos van a ser sus primos de Florida, unos hermanos de los que el propio Dewey dice que sólo traen malas noticias. Encabezados por Darryl y su hermana abogada, estos Crowe apuntan a crear multitud de problemas en Kentucky y a ser un rival interesante tanto para Raylan como para Boyd, que tiene muchos frentes abiertos al mismo tiempo y también debe lidiar con unos compañeros en el crimen más que idiotas, totalmente desastrosos (grande esa frase de los canadienses de que, para que el crimen organizado funcione, debe ser justo organizado).

Pero Boyd es implacable y sí que tiene más de media neurona, aunque esté distraído por sus intentos por "rescatar" a Ava, así que será interesante ver cómo se relaciona con esos nuevos Crowe. "Justified" tiene gran facilidad para presentar personajes y hacerlos medianamente entretenidos casi enseguida, y parece que los dos interpretados por Michael Rappaport y Alicia Witt pueden estar a la altura de lo que esperamos de un villano en esta serie. No les pedimos que superen a Mags Bennett, porque no se puede, pero sí que sus maquinaciones resulten cuanto menos divertidas de seguir. Además, en "Justified" siempre han tenido mucha importancia los lazos familiares, y en estos nuevos capítulos tendremos esa reunión entre las ramas de Florida y de Kentucky de los Crowe y, por otro lado, los propios sentimientos de Raylan hacia su familia, que ahora es su hija. La difícil relación con su padre probablemente influya en ellos.
Publicar un comentario en la entrada