28 octubre 2015

Las cabeceras cambiantes (2)

Los seguidores de "The Leftovers" se llevaron una buena sorpresa cuando empezó la segunda temporada de la serie de HBO y se dieron cuenta de que les habían cambiado los títulos de crédito. Ya no estaban las imágenes a lo fresco de iglesia y, en su lugar, se había optado por fotos en las que había desaparecido alguien. Esa nueva cabecera, con nueva música, respondía al cambio de escenario de la serie en sus nuevos episodios, pero no es la primera, ni será la última, que lo haga. Hace un par de años ya vimos varios ejemplos de estos créditos que cambian de una temporada a otra, y desde entonces ha habido más casos.



Tenemos que empezar por "The Leftovers", claro, sobre todo porque su cambio ha sido bastante radical. Ha pasado de una cabecera que jugaba más con el lado religioso, incluyendo una música bastante más épica de Max Richter, a otra que apuesta por algo más cotidiano, como fotografías de momentos bastante corrientes de gente de a pie, pero en las que falta siempre alguien. Y ese tono más "popular", como si dijéramos, se acentúa al elegir una canción de la cantautora Iris DeMent. El propio Damon Lindelof explica en esta entrevista por qué se optó por una cabecera diferente.



Lo habitual suele ser, de todos modos, algo más parecido a lo que hace "The Walking Dead", que va retocando su cabecera según van variando las situaciones en las que se encuentran sus personajes. La música de Bear McCreary y el tono se mantienen, pero se modifican pequeñas cosas. Se aprecia bien el cambio de los créditos de la primera temporada a los de la tercera o la quinta, que son los del vídeo de arriba. Conforme Rick y su grupo van avanzando por ese mundo, la secuencia se va adaptando a sus avances.



Curiosamente, "Homeland" es otra serie que sigue ese mismo método. Desde su primera temporada, la serie de Showtime ha modificado ligeramente sus créditos para adaptarlos a las nuevas misiones de Carrie Mathison, aunque esos cambios se notaron con mayor fuerza en la cuarta y, muy especialmente, en la quinta temporada. La cabecera de estos episodios que están emitiéndose ahora mismo es la más diferente de todas las vistas hasta ahora, también porque la situación de Carrie es muy distinta de, simplemente, la del año pasado.



Por no acabar con "The Wire", vamos a hacerlo con otro clásico de las cabeceras cambiantes, "Doctor Who". Y no hace falta remontarse hasta los 60 para encontrar ejemplos de cambios, que suelen llegar con cada nuevo Doctor. De los relojes de Doce se puede pasar a los túneles tormentosos de Once en su primera temporada a los de Nueve, los que fueron el primer contacto de las audiencias modernas con la nueva etapa del Doctor.
Publicar un comentario en la entrada