25 octubre 2015

Los divertidos asesinatos de la señorita Fisher

El año pasado, cuando 'The Babadook" fue haciendo su ronda de festivales de cine (no todos de terror y fantástico), era habitual encontrarse artículos preguntándose quiénes eran las dos mujeres responsables de esa película. Una, claro, era Jennifer Kent, guionista y directora de la cinta, y la otra era Essie Davis, su protagonista. una veterana actriz australiana que ha participado en televisión (como la miniserie "The Slap") en las secuelas de "Matrix" y que hasta va a tener un pequeño papel en la próxima temporada de "Juego de tronos". Davis, sin embargo, es más conocida en Australia por ser la protagonista total de "Miss Fisher's murder mysteries", una serie que ya le habría gustado producir a la BBC.

La serie está basada en unos libros de Kerry Greenwood y, mientras en la ABC australiana ha tenido tres temporadas y hasta va a dar el salto al cine, en el resto del mundo está siendo descubierta poco a poco gracias a Netflix. Y es de verdad todo un descubrimiento. Su protagonista es la honorable (como la presenta su tía) Phryne Fisher, todo un vendaval de sex appeal, seguridad en sí misma, inteligencia y curiosidad, y que siempre luce los mejores vestidos y los abrigos más impresionantes. A la señorita Fisher le gusta flirtear con todos los hombres apuestos que se le crucen en el camino, bailar y perseguir a sospechosos por los callejones más húmedos y oscuros de Melbourne, y hace todo eso siendo una mujer adinerada, pero soltera, en 1929.

"Miss Fisher's murder mysteries" tiene la chispa que le faltaba a "Partners in crime", la adaptación que BBC hizo este verano de las historias de Tommy y Tuppence Beresford de Agatha Christie. Pero también es que Phryne Fisher es un personaje demasiado formidable. Sólo necesita bajarse del barco que la trae de vuelta a Australia en el primer episodio para enganchar al espectador, deseoso de saber quién es esa mujer que parece estar a punto de convertirse en la Velma Kelly de "Chicago". Essie Davis va derrochando carisma casi sin esfuerzo, y para cuando su mente se pone a trabajar en el primer caso que se le presenta, ya sabemos perfectamente que seguirla va a ser sumamente entretenido.

Las críticas de la serie apuntan que resulta notable su mensaje feminista, pues Fisher y sus colaboradores siempre acaban investigando asuntos en los que hay mujeres amenazadas o sufriendo de las peores maneras las restricciones que la sociedad les imponía. Entre la detective principal, su amiga Mac (una médico lesbiana) y su ayudante Dot (una chica tan religiosa, que le dan miedo los inventos eléctricos por si provienen del mismísmo diablo), "Miss Fisher's murder mysteries" cuenta con tres personajes femeninos diferentes y muy bien retratados. Y, sobre todo, está presidida por una notable sensación de ligereza, de diversión, de que Phryne Fisher puede enfrentarse a situaciones complicadas y peligrosas, pero siempre va a celebrarlo después con una copa de champán y un baile en el mejor night club de la ciudad.

Música de la semana: "American Horror Story: Hotel" ya ha conseguido que una de las canciones que suena en su primer episodio estñe en todas las playlists seriéfilas; es "Tear you apart", un tema del dúo de rock gótico de California, She Wants Revenge, y cuyo videoclip dirigió en su momento Joaquin Phoenix.
Publicar un comentario