04 octubre 2015

Shonda en el FBI


"Homeland" + "Anatomía de Grey". Así se describía "Quantico" durante los upfronts de ABC, pero hasta que no hemos visto su estreno no hemos podido darnos cuenta de cómo de literal era dicha descripción. Y cuánto más hay de "Anatomía de Grey" en ella que de "Homeland", o de "Traveler", que era otra serie de ABC cuyo protagonista era perseguido por haber puesto, supuestamente, una bomba en un museo en Nueva York. De hecho, si no fuera porque está en domingo, y no en jueves, y porque su nombre no figura en los títulos de crédito, sería muy fácil pensar que es otra de las producciones con las que Shonda Rhimes intenta dominar el mundo a partir de la parrilla de la ABC.  Pero no es así. Su creador, Joshua Safran, hasta ahora era más conocido por heredar como showrunner aquel desastre que era "Smash", así que este cambio de registro es bastante curioso.

Curioso, pero no demasiado original. El piloto de "Quantico" parece estar hecho con plantilla, y es muy consciente de que tiene que darle mucha cancha a su protagonista principal, Priyanka Chopra, toda una estrella de Bollywood que da el salto a la televisión estadounidense con este proyecto, elegido especialmente elegido por ella de todos los que le ofrecieron. Su personaje, Alex Parrish, es una cadete en la academia del FBI que, siguiendo los pasos de Meredith Grey, se enrolla con uno de sus futuros compañeros en un coche en el parking del aeropuerto, y que nueve meses después de pasar por allí, se encuentra como principal sospechosa de un terrible atentado terrorista. No sabe por qué, pero sí que el responsable es alguno de sus compañeros de promoción.

"Quantico" alterna su narración entre el presente, con Alex intentado averiguar qué está pasando, y su estancia en la academia, en la que, teóricamente, deberíamos obtener pistas para resolver el misterio. Sí, parece que "Damages" es otra de las inspiraciones de la serie, porque en cada flashback descubrimos algún secreto del resto de personajes y todos tienen que parecer sospechosos lo suficientemente plausibles como para que, cuando se desvele la identidad del terrorista al final, sea una sorpresa y, al mismo tiempo, tenga cierta lógica. Pero es difícil sacudirse esa sensación de que "Quantico" es un lucido envoltorio de una trama bastante vacía. Eso sí, si alguien dudaba de que Chopra puede ser una estrella también en Estados Unidos, seguro que se le han despejado esas dudas.

La serie, por otro lado, está repleta de caras conocidas. De hecho, esta semana ha sido curioso encontrarse con tres actrices de "UnReal" en diferentes series: Breeda Wool en la tv movie final de "CSI", Constance Zimmer como un nuevo "jugador" en "Agents of SHIELD" y, aquí, Johanna Brady como una de las aspirantes a ser agente del FBI. "Quantico" grita que quiere generar el mismo tipo de conversaciones que las series de Shonda, que quiere sorprender constantemente al público y que quiere darse, al mismo tiempo, cierta importancia. En el discurso de bienvenida que les dan a los cadetes a su llegada a la academia sólo faltaba que les dijeran que eran "gladiadores con traje".

Música de la semana: "The Leftovers" arranca su segunda temporada esta noche con bastantes cambios. La acción se traslada a Texas y, para enfatizar dichos cambios, hasta hay nuevos títulos de crédito, que sustituyen la música de Max Richter por "Let the mystery be", de la cantautora estadounidense Iris DeMent.


Publicar un comentario