10 mayo 2007

Desesperadas, pero divertidas

Las reuniones de todas las vecinas, las situaciones totalmente absurdas tratadas con una seriedad que las vuelve aún más cómicas, las puñaladas por la espalda dadas con una gran sonrisa... Todo lo que se echaba en falta en la segunda temporada de "Mujeres desesperadas" se recupera, menos mal, en estos primeros capítulos de la tercera, que pueden verse en La 2. De las series que veo en la tele, con ninguna me río tanto como con ésta (y con "House"), que continúa haciendo algo muy difícil, como es presentar esas tramas de culebrón, con esa imagen de soap opera de alto presupuesto, y luego desmontarlas desde dentro gracias a ciertos diálogos, pequeñas secuencias, detalles que introducen toda la mala leche y la ironía que mueve esta serie.
Aunque no me convenza nada que Bree se case con un psicópata (otra vez), he de reconocer que Orson no es un mal personaje. Está tan lleno de manías como Bree, y el misterio, por lo menos, está mejor llevado que el de los Applewhite de la temporada pasada, en el que no parecían estar interesados ni los guionistas. Por su parte, las manipulaciones de Bree son sensacionales, como siempre, y, afortunadamente, el regreso de Andrew le ha venido bien. Ahora ya no dan ganas de asesinarlo. Y en el caso de que quisiéramos hacerlo, Lynette sería una buena opción. La manera en que da carpetazo a Nora, la madre de la hija bastarda de Tom, es digna de "Los Soprano" y transmitía una sensación de amenaza muy, muy real. Además, la manera en que anticipan su entrada en casa de Nora (con patada en la puerta incluida), mostrando a Tom cuando empieza a explicarle lo que ha pasado en su futura pizzería con Nora, es realmente divertido.
La Lynette-tiburón de estos primeros episodios es mi favorita, sin ninguna duda, y es la mejor faceta de este personaje, como esa Edie más mala y manipuladora que nunca, esa Gabrielle egoísta, pero demasiado vulnerable, y, por suerte, la Susan patosa de siempre no es tan cargante. Para rematar la faena, han añadido a la señora McClusky, con una cara de palo impagable y unas salidas de premio. La parte cómica es el verdadero fuerte de "Mujeres desesperadas" y, de momento, está muy lograda.

P.D.: Por cierto, esta noche estaré por la entrega de los premios 20Blogs. A MacGuffin sólo le han dado las gracias por participar, pero igual nos vemos las caras. Y a lo mejor podemos comentar la que, para mí, es la polémica inútil de la temporada. ¿Es "Héroes" mejor que "Perdidos"?
Publicar un comentario